Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kazajistán y Turkmenistán todavía barajan el 'trazado proocidental'

A la hora de hacer pronósticos, los socios asiáticos de Rusia se mostraron más prudentes que su compañero de Moscú. El turcomano Berdimujammédov admitió que la ruta alternativa por el fondo del Caspio "sigue estando sobre la mesa". El kazajo Nazarbáyev, a su vez, manifestó que el proyecto suscrito ayer es "puramente pragmático, un proyecto de negocios y comercial" y subrayó que en él no había "ninguna política".

Tanto Kazajistán como Turkmenistán tienen experiencia en arduas negociaciones con Rusia para lograr subidas de precio de los hidrocarburos que exportan a ese país. Turkmenistán logró el año pasado que Gazprom aceptara un aumento de precio de su gas. Kazajistán, además, ha visto obstaculizado hasta ahora el deseado aumento de su capacidad de exportación de petróleo por la ruta del Caspio. Los problemas parecen haber desaparecido una vez que Kazajistán ha aceptado sumarse al oleoducto Burgas-Alexandrópolis, un proyecto patrocinado por Rusia, conjuntamente con Bulgaria y Grecia, para evitar el estrecho del Bósforo.

El ya existente gasoducto Asia Central-Centro tiene una capacidad de transporte de 50.000 millones de metros cúbicos de gas anuales. Rusia firmó en 2003 un acuerdo de aprovisionamiento de gas de Turkmenistán por el plazo de 25 años. En el periodo 2007-2009, Gazprom comprará 50.000 millones de metros cúbicos de gas anuales a Turkmenistán y para 2028, hasta 90.000 millones de metros cúbicos de gas.

Turkmenistán ha firmado también un contrato para exportar 30.000 millones de toneladas de gas a China a partir de 2009. El dirigente turcomano tranquilizó ayer a quienes están preocupados por la posibilidad de que este país haya vendido más gas del que puede producir, y aseguró que tiene gas para todos. Hizo saber también que está interesado en la construcción de un ferrocarril que le una a Irán y al golfo Pérsico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de mayo de 2007