Entrevista:FAMILIA GORDILLO | Ecuador

"Siempre me envían la renta mensual"

El sueldo de mil euros que recibe Edwin Gordillo, queda en 70 nada más cobrarlo: 120 para el alquiler del piso; 210 para pagar parte de un préstamo con el que construye una casa en Ecuador; y los 600 restantes los envía a su madre a Quito, para que pague el resto de la obra y pueda salir adelante. Busca trabajos extra.

Edwin, de 32 años, llegó a España en 2005 para reencontrarse con sus dos hermanos. "Mi objetivo al venir acá era verlos", afirma. Ambos, Elina Marisol y Fernando habían llegado a Madrid años antes.

Llegó a España de forma regular, con trabajo. Una cadena de grandes almacenes lo había contratado como carnicero. Una vez aquí comenzó los trámites para construir su casa en Ecuador. El precio, 38.000 euros.

Más información

Edwin ha aprovechado su formación universitaria en Contabilidad y Auditoría para cambiar de empleo. Trabaja en una entidad que ofrece servicios financieros a inmigrantes.

Su madre, María del Carmen Paspuel, siente nostalgia por la situación. "A España no la llamo ya la Madre Patria, sino la 'madrastra', pues se ha llevado a mis tres hijos". A sus 57 años, se siente orgullosa de sus hijos. "Se preocupan por mí y nunca dejan de enviarme mi renta mensual para la construcción de la casa", una vivienda de 240 metros cuadrados, dividida en tres pisos, en barrio de Carcelén, una zona humilde al Norte de Quito. Ya están terminados tres apartamentos y faltan por construirse dos más. "Vivo en uno con mi nieta Daniel y alquilo los otros dos".

María del Carmen se ocupa de una tienda de comestibles: "ha sido el sostén económico de mis hijos toda la vida". Edwin fue el último en emigrar a España. Al mes de su partida, y en vista de que ella se negó a acompañarlo, Edwin se preocupó de regalarle un vehículo y enviarle su mantenimiento mensual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 11 de mayo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50