Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:AULAS

La ilusión de la primera firma

Alumnos de Comunicación de Sevilla publican un libro de relatos

La Facultad de Comunicación de Sevilla incluye este curso por primera vez entre sus asignaturas una dirigida a aquellos que tienen en sus venas no sólo vocación de periodista, sino también la de escritor. "Escritura Narrativa es la primera asignatura de este tipo que se imparte en toda España, según nos explicó el profesor", explica Iram Martínez, uno de los alumnos de esta clase de quinto curso.

El docente al que hace referencia es Miguel Nieto, del Departamento de Comunicación Audiovisual, Publicidad y Literatura de la Hispalense. Su ilusión por la nueva materia le ha llevado a extender más allá del aula los aprendizajes de los alumnos y a destacar algunos de los mejores trabajos en un libro: Narraciones preventivas y otros cuentos por tu bien, editado por Siranda y primer eslabón de una serie que se pretende continuar con los trabajos sucesivos que aporten los alumnos de esta asignatura.

"Al principio de curso llamó a alguna gente que destacaba por trabajar más o que despuntaba y les propuso la idea de hacer un libro", explica Amelia Labrador, otra de las estudiantes de esta clase.

La lista de alumnos destacados de Escritura Narrativa es larga: Alberto Almenara, Rayco Aras, Alejandro Ávila, David Díaz, Isabel García, Francisco Javier Godoy, Rez González, Marta Guerrero, Antonio M. Jiménez, Amelia Labrador, Pilar López, Ángela M. Lora, Iram Martínez, Andrés Ortiz, Guillermo Pedrosa, Guadalupe Quesada, Miquel Ruiz Poo, Reyes Sañudo, Lucía Torres, Vanessa del Cristo, Rocío Vázquez Muñoz y Leticia Villa son los autores de Narraciones preventivas, un título prestado por una de las autoras: "Iba a dar ese título a un libro propio pero nos lo cedió. Lo de "otros cuentos por tu bien" hace referencia a la donación que haremos con las ganancias del libro a Intermón", dice Iram Martínez.

Este grupo de escritores principiantes ha tenido como padrino a un experto de las letras. José Luis Alonso se encargó de la presentación y el prólogo de la obra. "Dijo que unos relatos están escritos por abejas que buscan la esencia fuera y otros por gusanos de seda, que buscan la belleza en el interior", comenta Alejandro Ávila, otro alumno.

Como abejas o como gusanos de seda, todos ellos reconocen que han encontrado en la escritura una forma única de expresión para contar realidades o ficción. Entre los relatos del libro, los hay de misterio, de fantasmas, autobiográficos y reivindicativos. "He tenido que superar el miedo al fracaso: formamos parte de una generación que tiene todos los instrumentos para triunfar pero con miedo por las exigencias de la sociedad", reconoce Pilar López, otra de las autoras.

De estas clases algunos han sacado una primera experiencia que no será la última. Antonio Jiménez escribe desde los seis años. "Ahora tengo un proyecto para reunir un conjunto de relatos en un libro propio", explica. Como él, Miguel Ruiz también quiere seguir en la senda de la narración. "Me he presentado a varios concursos, pero aún no he ganado. Seguiré intentándolo", comenta. Otros compañeros todavía no se plantean nuevos pasos por ahora pero, al menos, han descubierto una capacidad y un gusto por una forma de contar que, según opinan, no está obsoleta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de mayo de 2007