Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La feria Dfoto cierra con cerca de 9.000 visitantes y "buenas ventas"

Una galería luxemburguesa ha vendido dos grandes fotografías al arquitecto Norman Foster

La feria de fotografía Dfoto cerró ayer su cuarta edición con una pequeña disminución del número de visitantes con respecto al año anterior, aunque con un aceptable grado de satisfacción de los galeristas por las ventas realizadas. A falta de los asistentes de la tarde, hasta el mediodía de ayer se contabilizaron casi 9.000 personas, entre público (más de 7.000), profesionales y coleccionistas, según informó Carolina Martínez, directora del evento. El año pasado se alcanzaron 10.000 visitantes y en 2005 rondaron las 12.000. En su opinión, este año se han superado las operaciones de compraventa, aunque siempre hay galeristas que no han logrado cubrir sus previsiones.

Entre los profesionales satisfechos con la marcha de la feria se encuentra la galería Bacelos de Vigo, que este año ha sido invitada por primera vez. "Al ser una feria pequeña, es más fácil trabajar que en otras más grandes, como Arco. Estamos vendiendo, pero, sobre todo, haciendo muchos contactos, que es muy importante. Si me llamas dentro de dos semanas, seguro que te digo que la feria me fue estupendamente", explicaba la directora de Bacelos, Pepa Gómez Montesinos, el sábado al mediodía. De modo que, si la próxima edición le vuelven a invitar, no dudará en volver.

Bacelos ha mostrado en su expositor obras de artistas ya consagrados, como Joan Fontcuberta, Chema Madoz, Pablo Genovés, Laura Torrado, Ciuco Gutiérrez y Rafael Navarro, pero también ha reservado un espacio a autores jóvenes, como Victoria Diehl y Rosa Muñoz.

Gómez Montesinos aún no se ha parado a analizar los planes de DFoto de reforzar su apuesta por los creadores emergentes, pero a bote pronto opina que la feria "está muy bien como está". Desde el punto de vista del negocio, considera que para un galerista es "complicado amortizar" una feria con autores jóvenes, que "siempre tienen precios más baratos". No obstante, reconoce que las ferias son "perfectas para promocionar a los artistas".

Jóvenes autores

La galería Clairefontaine de Luxemburgo ha estado presente en las cuatro ediciones de la feria donostiarra, donde es posible encontrar "una gran diversidad" de obras, que suponen "una buena muestra" del estado de la fotografía contemporánea, resalta su directora, Marita Ruiter. "Es bueno que haya cosas diferentes", porque permite a los visitantes "ir conociendo diversos autores".

Aunque cuando Ruiter hacía estas declaraciones todavía quedaba un día y medio para el cierre, la galerista está contenta con la marcha de las ventas. Ha tenido la "suerte" de vender al reconocido arquitecto sir Norman Foster dos fotografías de gran formato del artista italiano Giacomo Costa, que recrea unos escenarios casi apocalípticos.

Ruiter, que ha combinado en su expositor obras de artistas emergentes y autores ya consagrados, ve con buenos ojos la idea de DFoto de apostar fuerte por los autores jóvenes. "Los coleccionistas, que vienen de todas partes del mundo, están acostumbrados a ver muchas cosas y quieren descubrir a ese tipo de autores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de mayo de 2007