Reportaje:UN GOBIERNO PARA LA PAZ

Donde dije digo...

Paisley se cerró al diálogo, como Rajoy ahora, pero terminó cambiando

El reverendo Ian Paisley es un fundamentalista protestante que a lo largo de los años se ha referido al Vaticano como "la puta de Babilonia", "la hija del infierno" y "la semilla de la serpiente". Una vez le dijo al papa Juan Pablo II, a la cara, "A ti renuncio. ¡Anticristo!". Lo que ha dicho del IRA, y de su brazo político, el Sinn Fein, ha sido peor todavía. Sin embargo, esta semana consagrará una alianza formal con el Sinn Fein -símbolo del terrorismo romano- para gobernar de forma conjunta, lo cual indica que en política todo es posible, incluso que algún día Mariano Rajoy (o Ángel Acebes, o José María Aznar) sonrían para las cámaras junto a Arnaldo Otegi.

Hay en España quien se pone nervioso cuando uno sugiere que puede haber algún paralelismo entre el conflicto vasco y el que hubo hasta hace poco en Irlanda del Norte. Pero lo que no se puede negar es que hay llamativas similitudes entre las posturas de los líderes del Partido Popular, desde que el Gobierno español propuso una negociación con ETA en marzo del año pasado, y las de Paisley desde el inicio del proceso de paz irlandés, hace 12 años y medio.

Ian Paisley: "Sentarse a negociar con el IRA/Sinn Fein es pagarles por dejar de matar"
Una vez, el reverendo le dijo a la cara al papa Juan Pablo II: "A ti renuncio. ¡Anticristo!"
Mariano Rajoy: "No nos puede pedir nuestro apoyo para las negociaciones con ETA, indignas y además ineficaces"
Más información
Es la hora de gobernar juntos

Lo que sigue es una comparación detallada de algunas de las declaraciones que el patriarca protestante hizo acerca del proceso de paz irlandés tras el alto el fuego del IRA de 1994 con las de los dirigentes del PP tras el alto el fuego de ETA el año pasado.

- En diciembre de 1994 Paisley, eterno caudillo del Partido Democrático Unionista, declaró: "En octubre, el IRA anunció un supuesto alto el fuego, pero ningún alto el fuego falso convencerá a los de esta tierra de que los asesinos del IRA han cambiado en su esencia... Claramente, cuando el IRA entiende que el Gobierno británico no le dará lo que exige, la unión de Irlanda, volverá a los métodos que conoce mejor: bombas y asesinatos".

El 22 de marzo del año pasado, reaccionando al anuncio de alto el fuego de ETA de ese mismo día, Mariano Rajoy, el líder del PP, dijo que era sólo "una pausa, no una renuncia a la actividad criminal...; supone reafirmar su voluntad de seguir existiendo, no se arrepiente de nada". El objetivo de ETA, afirmó Rajoy, "es iniciar un proceso que conduzca al fin de siempre, que es el derecho a la autodeterminación".

- En 1995, Paisley insistió en una formulación que repetiría sin cesar: "Sentarse a negociar con el IRA/Sinn Fein es pagarles por dejar de matar. No tengo la más mínima intención de aceptar que el Gobierno soborne al IRA".

A lo largo de todo este tiempo, el PP no deja de repetir la frase que dijo Ángel Acebes, el secretario general del PP, tras conocerse el alto el fuego de ETA: "No se puede pagar a los terroristas un precio político".

- En 1995, Paisley preguntó: "¿Vamos a estar dispuestos a entablar una relación con los hombres sanguinarios del IRA que han matado a nuestros seres queridos?". En el manifiesto político de su partido, el DUP, de 1996, afirmó: "No puede haber negociaciones con el IRA/Sinn Fein. A los terroristas hay que derrotarlos, no negociar con ellos".

Mariano Rajoy declaró el 23 de marzo de 2006: "Yo no hablo de paz. Yo hablo de libertad y de derrota de ETA". Ángel Acebes dijo el 3 de junio: "Cualquier persona sabe que a los terroristas no se les derrota mirándoles a los ojos, sino haciendo cumplir la ley y metiéndoles en la cárcel".

- Paisley utilizaba continuamente la palabra chantaje. En 1995, por ejemplo, escribió un documento en el que dijo: "El primer ministro nos chantajea. Dice que, o aceptamos un proceso gradual negociado, o habrá más guerra. La paz, entonces, se convierte en algo que se consigue tras rendirse el primer ministro a los deseos del IRA".

Acebes dijo el 21 de mayo que España no estaba "viviendo un proceso de paz", sino "un proceso de chantaje de la banda terrorista a 44 millones de españoles". Rajoy habló el 11 de noviembre del "chantaje inadmisible" de ETA al presidente del Gobierno.

- Paisley insistió muchas veces en que el Gobierno británico había llegado al extremo de ver a su propio partido como el enemigo. "Se consulta al IRA/Sinn Fein", dijo en 1995, "y se nos insulta a nosotros".

Mariano Rajoy declaró el 4 de junio que el presidente José Luis Rodríguez Zapatero "ha preferido entenderse con Batasuna antes que entenderse con millones de españoles que estábamos dispuestos a darle apoyo. Ha preferido a Batasuna antes que al PP".

- Paisley denunció a menudo lo que consideraba el espectáculo poco noble del Gobierno frente al IRA. "Esto no es la paz", declaró en 1995. "Esto es un proceso tonto y vergonzoso en el que se engaña a la gente mientras se rinde ante el IRA".

Rajoy utiliza repetidamente palabras como indigno para definir la actitud del Gobierno ante ETA. "No nos puede pedir nuestro apoyo para las negociaciones con ETA, indignas y además ineficaces", dijo el 5 de noviembre. El 6 de junio definió una reunión entre socialistas vascos y Batasuna como "ignominiosa".

- Paisley, cuyo odio hacia el Gobierno británico llegó casi a alcanzar las dimensiones del que sentía por el IRA, dijo en 1997: "No nos arrodillaremos ante los matones fascistas y sus padrinos en el Gobierno británico".

María San Gil, presidenta del Partido Popular en el País Vasco, dijo el 6 de julio que la foto del secretario general del Partido Socialista vasco, Patxi López, con Arnaldo Otegi, líder de Batasuna, era comparable con "otras fotos históricas, como la de Hitler con Franco".

Comparaciones como éstas entre Paisley y el PP podrían llenar un libro. Lo que no es tan frecuente es escuchar a Rajoy tomar como ejemplo a seguir lo ocurrido en Irlanda. "Evidentemente", dijo Rajoy el 19 de abril del año pasado en una entrevista con Radio Nacional de España, "un comunicado diciendo que ETA se disuelve tiene que ser dado por válido, y un acto de entrega de armas, también. Quizá el acto de entrega de armas, como hizo el IRA en su momento, sea lo que dé mayor visibilidad a esa decisión irreversible de dejar las armas".

Lo que esta propuesta parecía indicar era que el PP, por más que se hubiera esmerado en imitar el ejemplo del reverendo Paisley, no había estudiado los aspectos más complejos del proceso irlandés. Aunque es verdad que el IRA entregó las armas en un acto llevado a cabo en septiembre de 2005, esto ocurrió 11 años después del alto el fuego que anunció el 31 de agosto de 1994, durante el Gobierno conservador de John Major. Además, antes de llegar a ese punto se llevó a cabo un proceso de paz en el que se negoció con terroristas armados, se sucumbió a su chantaje, se les pagó precio político (por ejemplo, la liberación de todos los presos del IRA antes del abandono definitivo de la violencia) y nunca se les derrotó por la vía policial o militar.

El IRA y el Sinn Fein también pagaron un alto precio político en las negociaciones con el Gobierno británico: dejaron las armas antes de lograr su objetivo histórico: expulsar a los británicos y unificar Irlanda del Norte con Irlanda del Sur. La recompensa para todos, y de la que Paisley y su gente se han aprovechado con descaro, es que hoy hay estabilidad, consenso y paz.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS