Coyuntura agraria

Unos 350.000 agricultores pasan al régimen de trabajadores autónomos

El Gobierno modifica el sistema de Seguridad Social Agraria

La ley por la que se procederá a la integración de los trabajadores por cuenta propia del Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social (REASS) en el Régimen de los Trabajadores Autónomos acaba de ser aprobada. Esta disposición supone un ligero incremento de sus cotizaciones y mejoras sustanciales en el conjunto de las prestaciones, fundamentalmente para el cobro de pensiones de este colectivo.

Era una de reivindicaciones del campo español desde hace años que ahora ha visto la luz a instancias del Gobierno. El nuevo sistema afectará a unos 350.000 agricultores y ganaderos, de los que en la actualidad unos 260.000 están afiliados como trabajadores por cuenta propia y el resto como autónomos.

Esta reforma sustituirá al REASS, en vigor desde hace casi medio siglo y ha sido pactado entre el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales con las organizaciones agrarias Asaja, UPA y COAG. El nuevo sistema entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2008.

En la actualidad, los agricultores y ganaderos integrados en el REASS, tienen una de las cotizaciones más bajas al sistema, pero también sufren unas de las pensiones más bajas, con una media de 420 euros frente a una media del sistema de 644 euros. Igualmente, se mejora el resto de las prestaciones, acercando las mismas a las que disfrutan el resto de los trabajadores.

Con la nueva disposición, todos los agricultores y ganaderos pasarán al régimen de autónomos. Quienes tengan unas rentas netas por cada titular de la explotación no superior a los 26.000 euros, pasarán al nuevo sistema con una cotización sobre la base mínima del 18,75%, frente al 26,5% que pagarán el resto de los trabajadores afilados al sistema.

Mayor cotización

Si un afiliado quiere cotizar por encima de la base mínima, esa diferencia deberá cotizar al 26,5%. Tienen derecho a estar en este Sistema quienes sean titulares de explotaciones agrarias que, al menos, obtengan el 50% de sus rentas de esa actividad y de otras complementarias, lo que da la opción de diversificar

Con el régimen de autónomos, los agricultores podrán contratar por cada titular de la explotación a dos personas fijas y 546 jornales. Igualmente se da la posibilidad de contratar como trabajadores por cuenta ajena a hijos menores de 30 años, aunque éstos no cotizarán por desempleo.

La nueva ley trata de incentivar el trabajo de la mujer y de los jóvenes reduciendo durante cinco años en un 30% la cotización por contingencias de ambos colectivos. El sector agrario experimentó en el año 2006 una fuerte caída en el número de ocupados, que lo compone los trabajadores por cuenta propia y los trabajadores contratados. Los inmigrantes ya suponen el 16% de todo el empleo agrario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 29 de abril de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50