_
_
_
_

El ex presidente de Fiat Ibérica vuelve para canalizar inversiones hacia Italia

Miguel Ángel Noceda

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

En plena efervescencia de las relaciones entre España e Italia, Luigi Michetti, el hombre que durante 20 años representó los intereses del grupo Fiat en España, vuelve a Madrid. El veterano cónsul de los Agnelli en la península representa ahora al banco Capitalia y se encargará desde esa responsabilidad de encauzar negocios entre ambos países.

Michetti fue durante muchos años el verdadero embajador económico de su país. Su implicación fue mayúscula. Presidió la Cámara de Comercio Italiana en España y desde ella fundó los Premios Tiépolo, que han recibido ilustres empresarios de ambos lados. Sus relaciones, durante esa etapa, han sido muy estrechas también con el mundo político.

Capitalia (fruto de la fusión entre Banca di Roma y Bipop-Carire) ha encontrado en Michetti una figura esencial para incrementar su presencia en las relaciones bilaterales. Además lo ha hecho en un momento especial que ha lanzado las relaciones económicas entre los dos países tras la cumbre que tuvo lugar en Ibiza entre el primer ministro italiano, Romano Prodi, y el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero. En esa reunión se impulsó el acuerdo entre Enel y Acciona para hacer una oferta sobre Endesa y se abrieron cauces para otras operaciones.

Michetti dejó España en 2005 para instalarse en Roma, donde nació hace 64 años. No obstante,ha seguido en contacto, dada su condición de consejero de Indra y asesor de El Corte Inglés. De su mano, ha llegado la apuesta por Italia de los grandes almacenes que preside Isidoro Álvarez, que tiene previsto abrir en la romana Via Veneto.

Michetii vino a España en 1985. Los Agnelli y su lugar teniente, Cesare Romiti, le encargaron que reconstruyera la presencia de su imperio después de haberse desprendido de su participación en Seat en 1981, operación de la que estaban arrepentidos. Michetti logró que Fiat comprase Pegaso al INI a través de su filial Iveco y que volviera a ser el principal grupo industrial italiano en España. Después, Fiat le envió a Bruselas, pero lo que quizá estaba visto como un ascenso no le gustó mucho. En 1994, Michetti volvía a Madrid para presidir de nuevo Fiat Ibérica, cargo en que estuvo hasta 2005.

Sobre la firma

Miguel Ángel Noceda
Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_