Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detectado un planeta similar a la Tierra que puede tener agua líquida

El Observatorio Europeo Austral halla una 'supertierra' alrededor de una estrella cercana

Afinando los instrumentos y basándose en la experiencia, los astrónomos se están acercando a su objetivo, encontrar planetas similares a la Tierra alrededor de otras estrellas. El último llegado al ya poblado catálogo de planetas extrasolares es un cuerpo sólo un poco mayor que la Tierra, que orbita una estrella más pequeña que el Sol a una distancia que permite pensar que en su superficie es posible el agua líquida. El anuncio de su detección, que no observación, lo hace hoy el mismo equipo europeo que detectó el primer planeta extrasolar de la historia de la humanidad, hace casi 12 años.

Los astrónomos (suizos, franceses y portugueses) coordinados por el Observatorio de Ginebra, han utilizado un instrumento relativamente nuevo acoplado al telescopio de 3,6 metros del Observatorio Europeo Austral en La Silla (Chile). Este instrumento, denominado HARPS, está diseñado especialmente para detectar las ligerísimas oscilaciones de una estrella debidas a los cuerpos que la orbitan. Este es el método de detección indirecto utilizado para descubrir la gran mayoría de los 202 planetas extrasolares catalogados hasta la fecha, ya que fotografiarlos directamente no está todavía al alcance de los observadores.

La gran sensibilidad de HARPS permite buscar planetas semejantes a la Tierra -pequeños y rocosos- y no demasiado cercanos a su estrella, los que más interesan a la humanidad por la posibilidad de que alberguen vida. La mayor parte de los cuerpos detectados hasta ahora son, por las técnicas utilizadas, gigantes gaseosos como Júpiter, pero que están tan cerca de su estrella y, por tanto, tan calientes, que pierden continuamente masa.

"Hemos estimado que la temperatura media de esta supertierra está entre los 0 y los 40 grados centígrados, por lo que el agua estaría en estado líquido", afirma en un comunicado Stephane Udry, del Observatorio de Ginebra. "Además, su radio debería de ser de sólo 1,5 veces el radio de la Tierra, y nuestros modelos predicen que el planeta debería de ser rocoso -como nuestra Tierra- o cubierto de océanos", añade.

"El agua líquida es básica para la vida tal como la conocemos", ha comentado Xavier Delfosse, de la Universidad de Grenoble, también miembro del equipo. "Debido a su temperatura y cercanía relativa, este planeta será muy probablemente un objetivo muy importante de las misiones espaciales futuras dedicadas a la búsqueda de vida extraterrestre. En el mapa del tesoro del Universo, estaría tentado de marcarlo con una X", aseguró.

El planeta recién descubierto es el de menor tamaño de los detectados hasta ahora, aseguran sus descubridores, que han deducido que es al menos cinco veces más masivo que la Tierra. Se estima que su radio es 1,5 veces el de nuestro planeta y que da la vuelta a la estrella Gliese 581 una vez cada 13 días. Gliese 581 está a 20,5 años luz de distancia y es uno de los 100 astros más cercanos a la Tierra. Es una enana roja, un tipo de estrella muy común, más pequeña y más fría que el Sol (por tanto, menos luminosa). Por eso, aunque el planeta se encuentra 14 veces más cerca de la estrella que la Tierra del Sol, los científicos han calculado que la temperatura media en su superficie es comparable a la terrestre y compatible con el agua líquida.

Hace dos años, el mismo equipo de astrónomos detectó un primer planeta en esta estrella, similar a Neptuno y muy cercano a ella. Los datos ya señalaban la existencia de un segundo planeta, que es el ahora detectado. Según los modelos, está en la llamada zona habitable de su sistema planetario, caracterizada precisamente por las condiciones ambientales semejantes a las de la Tierra, pero además hay indicios de un tercer planeta, que sería un poco más masivo pero estaría todavía más lejos de la estrella, otro candidato a supertierra.

ENTRE 0 Y 40 GRADOS

La temperatura media de la 'supertierra' está entre los 0 y los 40 grados, por lo que el agua estaría en estado líquido

El radio del planeta es 1,5 veces el de la Tierra y su masa cinco veces mayor. Los modelos predicen que sería rocoso o cubierto de océanos

La estrella alrededor de la cual gira el nuevo planeta es más pequeña y fría que el Sol

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de abril de 2007

Más información