España y EE UU firman el acuerdo sobre actividades de los servicios de investigación

El director general de Política de Defensa, Benito Raggio, firmó ayer, por parte española, el acuerdo que fija las normas de actuación en España de los servicios de investigación criminal de la Marina y la Fuerza Aérea de EE UU (la NCIS y la AFOSI, respectivamente, en sus siglas en inglés). El acuerdo, previsto en la reforma del convenio bilateral de 2002, se logró a principios de año tras una dura negociación.

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, subrayó que las normas, que se publicarán en el BOE, "vienen a llenar un vacío legal, se ajustan estrictamente a la legalidad y son plenamente respetuosas con la soberanía española".

Según el acuerdo, los agentes estadounidenses serán acreditados previamente por las autoridades españolas para actuar en España y deberán identificarse ante la autoridad española con la que actúen. Los agentes de la Navy y la Fuerza Aérea actuarán conjuntamente con sus homólogos españoles. Tendrán que notificar cualquier actividad antes de realizarla y las autoridades españolas podrán denegar su autorización en todo momento. En caso de que durante las actuaciones se constate cualquier indicio de comisión de delito, según Defensa, habrá que comunicarlo a la autoridad judicial española y esperar sus instrucciones.

Por real decreto se creará un Grupo de Asuntos de Seguridad para el seguimiento de las actividades de estos agentes, con representantes de los ministerios de Defensa, Asuntos Exteriores, Justicia e Interior, así como del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

El convenio de 2002 autoriza a la NCIS y la AFOSI a "actuar en conjunción con sus homólogos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y de los servicios de inteligencia españoles en asuntos de interés mutuo y llevar a cabo investigaciones criminales que afecten a personal o bienes de Estados Unidos de América".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de abril de 2007.

Lo más visto en...

Top 50