El juez instructor del 'caso Malaya' impone una fianza de 500.000 euros al ex comisario detenido el lunes

El juez instructor del caso Malaya, Miguel Angel Torres, decretó ayer prisión eludible bajo fianza de 500.000 euros para Florencio San Agapito, el ex comisario principal del Cuerpo Nacional de Policía detenido el pasado lunes en una nueva etapa de la operación contra la corrupción municipal iniciada en Marbella (Málaga) hace más de un año. El magistrado imputa a San Agapito, de 64 años y en la actualidad encargado de la seguridad corporativa de Telefónica, cuatro delitos: blanqueo de capitales, cohecho, fraude y contra la ordenación del territorio.

El juez adoptó la medida cautelar a primera hora de la tarde y otorgó a la defensa del detenido un plazo hasta las 20.00 para hacer efectiva la fianza en el juzgado. En caso de que los 500.000 euros no hubieran sido depositados en la sede judicial a esa hora, el ex comisario tendría que pasar la noche en dependencias policiales.

Según informaron fuentes de la defensa de San Agapito, durante el interrogatorio, que duró dos horas aproximadamente, el juez Miguel Ángel Torres preguntó al ex comisario por su relación con Pedro Román, teniente de alcalde de Marbella en tiempos de Jesús Gil, y por la sociedad Yambali 2000 S.L., propiedad del constructor granadino, José Ávilas Rojas, detenido el pasado verano por este mismo caso y que obtuvo la libertad tras pagar otros 500.000 euros de fianza. La empresa, constituida en 1998, perteneció al abogado Juan Herman Hoffmann, considerado testaferro en paraísos fiscales del presunto cerebro de la trama de corrupción marbellí, Juan Antonio Roca. Una de las promociones de Yambali 2000 S.L. está paralizada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y precintada por la gestora marbellí.

Los investigadores relacionan a San Agapito con el entramado societario que el principal imputado del caso Malaya tejió en el extranjero para blanquear dinero. El ex comisario fue detenido en la mañana del lunes en Madrid, justo cuando se disponía a iniciar un viaje de negocios. Fue trasladado hasta la comisaría provincial, donde hizo noche, y ayer por la mañana viajó en un furgón hasta los juzgados de Marbella. A las 9.45 entró en sus calabozos.

San Agapito figura como presidente de la empresa Telefónica Ingeniería de Seguridad (TIS) y director general adjunto de seguridad corporativa de Telefónica. Cuando Rafael Vera dirigía la secretaría de Estado para la Seguridad del Ministerio del Interior, el ex comisario se encontraba al frente de uno de sus cuatro gabinetes, el de Administración, Documentación e Informática.

Por otra parte, El ciudadano jordano A.K.A.R., detenido en el marco de la operación Hidalgo y sobre el que el juez decretó prisión preventiva eludible bajo fianza de 300.000 euros, quedó anoche en libertad tras confirmarse el abono de dicha cantidad, según fuentes de su defensa

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de abril de 2007.