Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Frenar las emisiones de efecto invernadero rebajará un 0,1% el PIB mundial al año

El informe de la ONU apunta al transporte como uno de los factores peores de controlar

Si no se toman medidas de control, las emisiones de gases de efecto invernadero en el planeta habrán aumentado entre un 25% y un 90% en 2030 respecto al nivel de 2000. El coste de frenar esta tendencia podría suponer una ralentización del 0,1% al año del crecimiento económico mundial. El sector energético, el agrícola y los bosques destacan como idóneos para tomar medidas, mientras que el transporte presenta más dificultades. Son datos del borrador del informe de la ONU sobre mitigación del cambio climático que se discutirá a principios de mayo en Bangkok.

Más de dos tercios del incremento de las emisiones hacia 2030 procederá de los países en vías de desarrollo, aunque en ellos los niveles per cápita seguirán siendo inferiores a las de los países desarrollados. El nuevo documento se centra en dos horizontes de futuro: 2030 y 2100.

Las medidas y ajustes económicos que habría que hacer para evitar que en 2030 la concentración de los gases en la atmósfera supere las 650 partes por millón (el nivel actual es de 379 ppm) tendría un impacto negativo de 0,06 puntos porcentuales al año en el crecimiento del producto interior bruto global. Un objetivo más ambicioso, de 550 ppm, tendría un impacto negativo del 0,1 puntos del PIB, y si se pretende que las emisiones se contengan casi en el nivel actual, el coste podría ser considerablemente superior, pero los estudios son todavía escasos. El informe indica que las tecnologías de menor emisión de carbono y las medidas fiscales adecuadas pueden ayudar a reducir los costes del control de emisiones y destaca que las medidas pueden tener beneficios importantes, por ejemplo en la seguridad energética, en la salud, en la reducción de la contaminación, el equilibro de las balanzas comerciales y el empleo.

El documento es el resumen para responsables políticos del tercer grupo de trabajo del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), de Naciones Unidas, que se añade al de los grupos primero y segundo, sobre física del cambio climático e impactos, que se han aprobado. El tercer grupo tiene que pasar ahora el proceso de debate para su adopción entre los delegados de más de cien países del IPCC y los expertos que han preparado el borrador. Este último informe se centra en los aspectos sociales y económicos del cambio climático.

En el sector energético, los expertos señalan que las renovables pueden aportar entre el 30% y el 35% del total del suministro eléctrico mundial en 2030. Cuanto más alto sea el precio de los combustibles fósiles, más competitivas serán las alternativas de bajas emisiones de carbono. Las centrales de ciclo combinado, la conversión del carbón al gas y la energía nuclear son otras opciones actuales que pueden ayudar a controlar el problema. Pero todos los sectores económicos tienen un potencial importante para actuar.

Las emisiones del transporte están entre las más altas entre los diferentes sectores y es difícil controlarlas, dice el informe. Aún así, la mayor eficacia, de los vehículos, los biocombustibles y los transportes públicos pueden atenuar el problema. Los expertos alertan acerca del rápido crecimiento del transporte aéreo y la dificultad de controlar sus emisiones.

Para después de 2030, el documento afirma que los esfuerzos de mitigación que se hagan en 20 o 30 años, serán determinantes en la tendencia del calentamiento global y la gravedad de sus impactos.

El informe no da recetas a los gobiernos para afrontar el problema, pero recuerda que una gran variedad de instrumentos y medidas pueden crear incentivos para las medidas de mitigación, desde los impuestos hasta el comercio de emisiones, los acuerdos con la industria o las ayudas financieras para estimular las tecnologías. Además, las estrategias de desarrollo sostenible suponen una gran ayuda ante los problemas del cambio climático.

LAS FASES DEL ESTUDIO

- El primer grupo de trabajo del IPCC aprobó en París en febrero, el informe sobre las bases físicas del cambio climático- La segunda parte, sobre los impactos del calentamiento, se ultimó en Bruselas el 6 de abril- El tercer grupo se reúne en Bangkok del 30 de abril al 4 de mayo para debatir el documento sobre medidas de mitigación

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de abril de 2007

Más información