Reportaje:

A misa por Sant Jordi pero sin besamanos

Montilla prepara su primer 23 de abril como presidente con actos que combinan las liturgias de Maragall y Pujol

José Montilla celebrará el próximo lunes su primer Sant Jordi como presidente de la Generalitat. Tras un innovador Pasqual Maragall que rompió con la tradición pujolista y cambió la liturgia de la mayoría de actos del Gobierno catalán para la festividad, Montilla ha optado por combinar las preferencias de sus dos predecesores.

Al igual que Pujol, el actual presidente de la Generalitat asistirá a la misa oficiada por el arzobispo de Barcelona y a la que hacía dos años que no acudía Pasqual Maragall. Sin embargo, Montilla ofrecerá un desayuno para representantes de la sociedad civil catalana y autoridades en el Palau de Pedralbes, un acto iniciado por Maragall, que sustituyó al característico almuerzo con chocolate en el Pati dels Tarongers.

A José Montilla le espera una ajetreada agenda con motivo de la fiesta de Sant Jordi. La jornada del presidente de la Generalitat comenzará a las nueve de la mañana con el oficio del arzobispo Lluís Martínez Sistach. En la línea de las celebraciones de la era Pujol, está prevista la presencia de numerosos miembros del Ejecutivo catalán, una situación totalmente opuesta al anterior Gobierno de Maragall, que se caracterizaba por la inasistencia masiva de sus consejeros.

Tras la misa, Montilla acudirá a la bendición de las rosas de las entidades benéficas que se instalarán en el Palau de la Generalitat y ofrecerá el desayuno en el Palau de Pedralbes. Este año, el presidente catalán ha invitado a más de 4.500 personas, el doble que Maragall. No obstante, Montilla ha decidido diferenciarse de su predecesor suprimiendo el besamanos, tradición introducida por el anterior presidente.

Una de las novedades de este Sant Jordi es la reunión que el jefe del Ejecutivo catalán mantendrá con la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien visitará Barcelona para asistir a la Asamblea de Mujeres del sindicato UGT, donde está previsto que la vicepresidenta reciba un premio. Más tarde, ambos políticos pasearán por el centro de Barcelona, entre libros y rosas.

Otro de los actos novedosos en la agenda de Montilla será una entrevista con el premio Nobel de Literatura José Saramago.

Aunque todavía faltan un par de días para Sant Jordi, los prolegómenos de la fiesta ya comenzaron ayer con la lectura de la novela El auca del senyor Esteve de Santiago Rusiñol en el Parlament. Casi 60 personalidades diferentes, entre las que se encontraban numerosos diputados catalanes, participaron en la lectura de la publicación, que este año celebra su centenario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 20 de abril de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50