Galicia supera en casi un 20% las emisiones de CO2 autorizadas por Medio Ambiente

La contaminación industrial se reduce a un ritmo inferior al de la cuota del Plan Nacional

Las industrias gallegas emiten cada vez menos CO2 a la atmósfera, pero su exceso sobre la cuota asignada va en aumento. Esta aparente paradoja tiene una fácil explicación: las emisiones se reducen a un ritmo inferior al que exige el Ministerio de Medio Ambiente, que cada año recorta las cantidades de su Plan Nacional de Asignación. El esfuerzo para reducir la contaminación procede sobre todo de las centrales térmicas, que emitieron en 2006 casi 800.000 toneladas menos a la atmósfera que el año anterior. Pese a ello, el exceso de la cuota gallega rozó el año pasado el 20%.

Las 55 empresas gallegas afectadas por el protocolo de Kioto redujeron en 818.384 las toneladas

Más información
La comunidad, zona sensible

de CO2 emitidas a la atmósfera durante 2006, pero sobrepasaron en otras 2.710.726 las asignadas por el Ministerio de Medio Ambiente. En total, las emisiones industriales fueron de 16,5 millones de toneladas, por lo queel exceso sobre la cuota concedida sigue su avance, al pasar del 18,34% al 19,60%, según datos facilitados ayer por la Consellería de Medio Ambiente.

El creciente control de las emisiones corresponde principalmente al sector eléctrico, el más contaminante de todos, con una contribución del 80,27% de las emisiones totales. En 2006 su contaminación por CO2 fue de 13,28 millones de toneladas, 796.696 menos que el año anterior. Esa reducción fue posible gracias, entre otros factores, a la entrada en funcionamiento de los nuevos grupos de la central de As Pontes, que implicó la sustitución del carbón autóctono por el menos contaminante de importación. El empleo de energías renovables hizo el resto.

El pasado año, la central de As Pontes redujo en un 2,17% sus emisiones, que se elevaron a 9,12 millones de toneladas. La siguiente central eléctrica más contaminante fue la de Meirama, pese a reducir en un 8,86% las toneladas emitidas (3,84). La mayor reducción en términos relativos se logró en la central de Sabón, que contaminó la atmósfera con 310.551 toneladas de CO

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

2, un 41,46% menos que en 2005.

Primeros datos

El conselleiro de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, ofreció ayer los primeros datos disponsibles sobre la evolución de las emisiones de dióxido de carbono desde que las industrias están obligadas a hacerlas públicas, en 2005. El desborde de la cuota obliga a las empresas excedentarias a acudir al mercado a comprar asignación, a un precio que en los últimos años descendió de 30 euros a sólo 80 céntimos la tonelada. Un grupo de trabajo de la consellería asesora a las empresas gallegas para la compra de toneladas permitidas. Vázquez anunció que recientemente la consellería impuso la primera multa a una empresa por emisión de CO

2.

La evolución de la contaminación de dióxido de carbono a más largo plazo arroja datos que el conselleiro consideró alarmantes. Entre 1990 y 2004, las emisiones totales aumentaron un 30%. Y si la participación de las emisiones por producción energética decrecieron un 6,9% en esos 14 años, la del transporte está "totalmente descontrolada", en palabras del conselleiro de Medio Ambiente. En 2004, esa participación del transporte ascendió en Galicia al 18,2%, un 5,6% más que en 1990.

Manuel Vázquez advirtió también de la importancia de la contaminación que denominó "difusa", que en Galicia representa cerca de un 40% del total, y que procede en buena medida del consumo doméstico. Ante esa situación, el conselleiro de Medio Ambiente apeló a la responsabilidad de los ciudadanos para controlar los hábitos de consumo que también contribuyen a las emisiones de CO

2 a la atmósfera.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS