Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Parientes y amigos de Louzán copan puestos en la Diputación de Pontevedra

Sólo de Ribadumia, pueblo natal del presidente, hay más de 40 contratados

No puede ser fruto de la casualidad ni de los baremos de la cualificación profesional, sino más bien de los compromisos políticos de un presidente, Rafael Louzán, que, bordeando los límites de las competencias que tiene atribuidas como máximo responsable de la Diputación de Pontevedra, ha elegido por mayoría a gente de su pueblo para cubrir puestos de confianza y aquellas plazas que parecen hechas a la carta para sus vecinos más incondicionales. Hay más de 40 contratados con esa procedencia. Los municipios de la comarca del Salnés han sido, en proporción, los más favorecidos.

Dos cuñados y la mujer de uno de ellos, entre los beneficiados por las contrataciones

Tuvo que suspender de empleo al primo de su mujer, relacionado con el tráfico de drogas

Los municipios de la comarca del Salnés han sido los más favorecidos por las contrataciones del presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán. No en vano representan una de las principales canteras de votos del Partido Popular y en donde Louzán prevé una subida importante en las próximas elecciones, según indicó a este diario el propio presidente, que espera incluso obtener dos diputados más en toda la provincia.

Pero el pueblo natal del presidente pontevedrés, Ribadumia, es el caso más llamativo. Desde su nombramiento para el cargo, han entrado más de 40 vecinos de la localidad, entre afiliados del partido y familiares, de los que, al menos 22 ya tienen su plaza fija y los demás están contratados. Además, entre las empresas filiales de la diputación y en las contratas de obras temporales que hacen las empresas adjudicatarias hay más personas que trabajan recomendadas por el presidente.

Del PP de Ribadumia, candidatos en las pasadas elecciones, Louzán contrató a Salomé Peña, la actual alcaldesa, adscrita a la presidencia; la primera teniente de alcalde Lidia Alvarez Ares, auxiliar administrativo; Manuel Mougán Rey, que ejerce como encargado de obras del Ayuntamiento y también está en la diputación como operario especialista; Roberto Martínez Padín, contratado como delineante, y Rita Rodiño Martínez, que entró el pasado año como auxiliar de administración general.

Pero, además de los candidatos, también están sus familiares. Por ejemplo, los hijos de Lidia Alvarez, Jorge Abuín Alvarez, que trabaja en el Príncipe Felipe, y Pilar Abuín, que estuvo de telefonista, así como el marido de ésta, José Manuel Gómez Collazo, oficial conductor maquinista, fijo desde 2006.

Otra beneficiada es la gestora local del partido en Ribadumia. De sus 24 miembros, al menos 11 están contratados o tienen algún familiar en la diputación. Es el caso del operario especialista Diego Serantes Abal, sobrino del secretario de la gestora, Francisco Serantes Núñez; Óscar Rodríguez Cores, hijo de otro candidato de la lista a las elecciones de 2003 y miembro de la gestora, Emilio Rodríguez Galiñanes, al igual que Amancio Varela García, Mónica Carro Paz, Pilar Carballa Martínez y Sonia Cacabelos Cobas, las dos últimas empleadas como ayudantes de comedor.

También Jacobo Otero Salgueiro es operario especialista en la diputación, novio de la hija de Rafael Vázquez Núñez, miembro de la gestora del partido en Ribadumia y dirigente de la cooperativa Horsal, de Cambados, que acaba de recibir una subvención de 50.000 euros de la diputación para ampliar instalaciones. Juan José Beloso Mariño, José Ramón Paz Cacabelo y Arturo Doce Vidal, son afiliados del partido y fueron contratados como operarios especialistas.

Otro caso curioso es el de Beatriz Vila Señoráns, auxiliar administrativa en la diputación, hija de Benito Vila Tejo, candidato en las listas de 2003 y que ahora es la persona de confianza de Louzán en Argentina para la captación de votos. Vila Tejo, que fue presidente del Hogar de Ribadumia en Buenos Aires, se encarga allá de la campaña electoral desde la sede que tiene el partido en la calle Tacuari, 784.

Otros contratos que hizo Louzán favorecieron, entre otros, a Joaquín Lede Martínez, hijo de la directora del colegio de Ridabumia, Mercedes Salgado Acha y militante del PP; a Eduardo Alemán Alvarez, que fue contratado como cocinero; a Adriana Martí Buceta, bedel de un centro escolar, o a Encarnación Figueiro Rivas, novia del chófer de Louzán.

Otros vecinos beneficiados por Louzán son Manuel Javier Rodríguez Alfonsín, ordenanza; María Monserrat González González, técnico de trabajos forestales; Andrés Otero Rodiño, conductor; Elías Outeda Insua, operario de servicios varios; Ricardo Quintáns Cores; Jorge Padín Serantes, Alvaro Mouriño Martínez y Fernando Pardo Cancelo. Completan la lista Marina Outeda Cores, oficial de comedor; Manuel Javier Rodríguez Alfonsín y Beatriz Castro Diéguez, ambos ordenanzas.

También es de Ribadumia el jefe de gabinete de Louzán, Martín Serantes Álvarez, a la sazón presidente de la gestora local del partido que sustituyó a la alcaldesa en estas actividades desde marzo de 2006. Su familia recibió de la Xunta, en 2004, una subvención de 135.000 euros para las instalaciones de la bodega Serantes Álvarez, SL.

De la familia de Rafael Louzán trabajan en la diputación dos hermanos de su mujer, José Manuel Cores Fernández, operario especialista conductor, junto a su hermano Juan Luis, que es oficial de instalaciones, y la mujer de uno de ellos, Cristina Méndez Troncoso, como auxiliar educativa. También Sonia Abal Chaves, con plaza de "oficial agrícolagandeiro", es prima de Louzán. El miércoles, el presidente tuvo que suspender de empleo y sueldo al primo de su mujer que él había contratado, Daniel Meaño Cores, tras ser detenido por un presunto delito relacionado con el tráfico de drogas.

Otros "fichajes" de Louzán entre su potencial electoral son, por ejemplo, Rebeca Domínguez Pérez, hija del alcalde de Meaño, y Sandra Sineiro Cores, sobrina del presidente del partido en esta localidad. Sandra Vázquez Souto, hija del alcalde de Portas, otro peso pesado del partido, también consiguió plaza en la diputación, o Manuela Aguiño, la mujer del alcalde de O Grove, donde se presenta a las oposiciones de ordenanza el hermano del presidente, José Louzán.

AMIGOS POLÍTICOS, NOVIOS Y DEMÁS FAMILIA

Cinco candidatos del PP en las anteriores elecciones

en Ribadumia, incluida la alcaldesa, cobran sueldo de la Diputación Provincial de Pontevedra.

De los 24 miembros de la gestora local del partido,

al menos 11 están contratados o tienen algún familiar, novios incluidos, en la institución provincial.

Rafael Louzán espera una subida importante

de votos en los municipios del Salnés, donde el PP tiene una de sus principales canteras electorales.

Además de los empleos, algunos han recibido importantes subvenciones para ampliar las instalaciones de sus negocios privados.

También tiene plaza en la Diputación Provincial

la mujer del alcalde de O Grove, donde un hermano

del presidente oposita a una plaza de ordenanza.

La hija del agente electoral de Louzán en Argentina

ha encontrado asimismo empleo en la diputación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de abril de 2007

Más información