Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inversión privada, una práctica poco habitual en estas entidades

No es "nada habitual" que una entidad sin ánimo de lucro constituya una o varias empresas que no tengan relación directa con su fin social, según afirmó ayer el presidente de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo (CONGDE), José María Medina. Medina se refería a la investigación abierta por la Fiscalía de Cataluña sobre la actividad de las sociedades dependientes de Intervida. Esta fundación había asegurado previamente, en un comunicado, que la constitución de empresas por parte de fundaciones es "una actividad habitual en el sector".

"Hace ya años se habla sobre el sistema de financiación de Intervida y se cuestionó si era o no el más adecuado", explicó Medina, que incidió en la importancia de que "se aclare cuanto antes" si ha habido o no irregularidades, porque, aunque la fundación no pertenece ni ha pertenecido nunca a la Coordinadora, ésta es "la primera interesada en que se aclare la cuestión".

En cualquier caso, agregó, "Intervida no tiene participación pública en programas de desarrollo, vinculación con la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), ni está asumiendo un papel importante en la política de desarrollo de España".

Financiado por la AECI

Sin embargo, la Fundación Intervida sí tiene relación con la AECI. En la actualidad trabaja en un proyecto en Bangladesh financiado por la entidad estatal, "Mejora de las condiciones de vida de niños en zonas urbano-marginales y de ámbito rural en la ciudad de Daka" por el que recibió 139.197 euros en 2006. En 2004 la AECI también financió parte de una iniciativa de Intervida en Guatemala con 128.000 euros. Y en 2001 recibieron una cantidad similar de la entidad dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores por otro proyecto, también en Guatemala.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de abril de 2007