Cierval cree que el informe sobre urbanismo de la UE puede perjudicar a la construcción y al turismo

El informe europeo sobre el urbanismo valenciano ha levantado ampollas entre los empresarios. La patronal autonómica salió ayer en defensa de la construcción y del turismo, sectores motor de la economía autonómica en los últimos años. El comité ejecutivo de la Confederación de Organizaciones Empresariales (Cierval) decidió ayer, durante una reunión en Elche, hacer público su respaldo a estos dos sectores económicos "cuya actividad podría verse perjudicada por el informe de los eurodiputados sobre el urbanismo valenciano". La patronal defendió, en una nota, que el marco legal en el que estos sectores desarrollan su actividad en la Comunidad Valenciana "es democrático, adecuado y asegura todos los derechos de los consumidores, garantizando la seguridad jurídica del sistema".

Cada año Cierval celebra un comité ejecutivo en Alicante y otro en Castellón. El presidente de la patronal valenciana, Rafael Ferrando, también habló de la actual situación de estos dos sectores económicos y apuntó que "vienen tiempos más comprometidos". Quiso, sin embargo, quitarle hierro a esta afirmación y aseguró que "no se han encendido las luces de alarma, pero de un gran crecimiento pasamos a un crecimiento menor". Rafael Ferrando, asimismo, expuso que si bien en años anteriores había demanda en la construcción "por los tipos de interés económicos", ahora "hay que adaptarse a la nueva realidad en la que estamos creciendo a un ritmo más sosegado".

La directiva de la patronal valenciana también tuvo palabras para otro de los grandes sectores económicos de la provincia de Alicante, el del calzado. El empresario instó a las administraciones a que concreten y ejecuten las medidas necesarias para que este sector pueda desarrollarse completamente. "El reconocimiento de los retos y las dificultades que presenta el nuevo entorno económico internacional, no debe poner en duda la capacidad de las empresas de todos los sectores económicos", dijo. En su opinión, el calzado es un "ejemplo para otros a la hora de adaptarse a las nuevas tecnologías". "Ha sabido entrar en temas de diseño y perfeccionamiento de los sistemas de producción", indicó Ferrando, quien agregó que "el calzado de Elche ha hecho los deberes, por lo que impulsa criterios de cara al futuro". Esta opinión va en la línea de la expresada a principios de año por el presidente de la patronal alicantina, Modesto Crespo, quien aseguró que la industria zapatera está volviendo a crear empleo y, en algún caso, incluso recupera a trabajadores que ya no se emplean en la construcción.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS