Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Músicos neoyorquinos de vanguardia destacan en la programación del Bilbao Distrito Jazz

La capital vizcaína abrirá el próximo viernes su cuarto ciclo sobre música sacra

Una serie de músicos neoyorquinos sobresalen en la oferta del octavo Bilbao Distrito Jazz, ciclo dedicado a la difusión de la música improvisada que programará un total de siete conciertos, siempre en viernes, a partir de hoy y hasta el próximo 27 de abril. Para atender al otro objetivo principal del programa impulsado por el Ayuntamiento bilbaíno -contribuir a descentralizar la oferta cultural de la villa-, los conciertos se celebrarán en cuatro centros municipales de distrito y en una estación ferroviaria, siempre con entrada gratuita.

Bilbao Distrito Jazz arranca hoy con una doble sesión protagonizada en el Centro Municipal de Barrainkua por la voz de Itsaso González. Desde las 11.15, la cantante tendrá un papel destacado en un concierto didáctico dirigido a niños de hasta 11 años. A las 20.00, cantará otra vez allí respaldada por el Pera Yohaldre Trio.

La presencia de instrumentistas que acercarán a la capital bilbaína los sonidos que animan los ambientes jazzísticos neoyorquinos más vanguardistas supone el principal reclamo de un cartel en el que Gorka Reino, su programador, aprecia "un componente bastante moderno". El saxofonista Pete Robbins, en cuya propuesta encuentran cabida funk y rock, actuará el 30 de marzo en el local municipal de San Francisco; el también saxofonista Bruce Arkin lo hará dos semanas después en Deusto, y el pianista Benny Lackner cerrará la muestra en la estación de Amézola.

Completan el programa dos formaciones asentadas en Barcelona: el quinteto de la cantante argentina Rocio Falks, que el próximo viernes tocará jazz latino en Begoña, y el cuarteto del vibrafonista Geny Barry, que el 20 de abril llevará su hard bop y be bop a ese mismo lugar.

Mientras, la Capilla Peñaflorida abrirá el próximo viernes la programación del cuarto Bilbao Ars Sacrum con su interpretación de Missa rex Virginum & Motecta, de Juan de Anchieta, en la Iglesia de la Encarnación. El Festival de Música Sacra de Bilbao se extenderá hasta el 4 de abril, bajo el título genérico de Las moradas del alma, con siete espectáculos que resaltarán el papel de la música como herramienta espiritual.

El claustro del Museo Diocesano y el Edificio Ensanche son los otros dos escenarios en los que se desarrollará la muestra, que continuará con un espectáculo vanguardista y multidisciplinar, basado en el Réquiem de Mozart, a cargo de la compañía sevillana de danza Producciones Imperdibles. Antes de finalizar marzo también se escuchará El renacer musical en el Nuevo Mundo, un programa de música colonial rescatada de las catedrales de Guatemala y Puebla de los Ángeles por el conjunto cubano de música antigua Ars Longa, y la fusión del folclor africano con músicas modernas que abandera el comprometido cantante senegalés Omar Pene.

Completan la oferta La sutil voz del silencio, una "instalación-espectáculo" de Studio Festi que recuerda la vida y visiones de la mística del siglo XII Hildegard von Bingen, interpretada por Natalia Dicenta; la música tradicional sefardí de Mashalá! y Dios te salve, María, sucesión de cantos flamencos a la Virgen en la voz de la cantaora Esperanza Fernández.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de marzo de 2007