Las quejas de los consumidores crecieron más de un 13% en 2006

Los problemas con los operadores de telefonía fija y móvil y con el transporte aéreo encabezan las reclamaciones de los consumidores vascos en 2006, año en el que se recibieron 17.798 quejas, un 13,41% más que el ejercicio anterior. Las reclamaciones de consumo formalizadas ante la Administración vasca se han triplicado en los últimos seis años, un fenómeno derivado de la "exigencia" cada vez mayor de los consumidores con los productos que adquieren, según destacó ayer el director de Consumo y Seguridad Industrial del Gobierno vasco, Rubén Mendiola.

A lo largo de 2006, esa dirección abrió 100 expedientes sancionadores a empresas, principalmente a compañías telefónicas, a gremios por obras mal realizadas y a otras sociedades por ofrecer publicidad engañosa o no respetar las garantías de los productos. Mendiola señaló que el 24,24% de las quejas iban dirigidas contra el sector de las telecomunicaciones, la mitad relacionadas con las garantías de los móviles o reparaciones defectuosas de aparatos, y el resto por facturación indebida, altas fraudulentas o incumplimiento de plazos en las bajas y de las ofertas.

En segundo lugar, con un 14,39% de las reclamaciones, se sitúa el transporte aéreo por cancelaciones o retrasos de vuelos, pérdidas o deterioros de equipajes, emisión de billetes o sobreventa. Le siguen las quejas por reparaciones, tanto de vehículos como de electrodomésticos o viviendas. En la mayoría de los casos, el consumidor retende el cambio del artículo, la corrección de algún defecto, el reembolso de lo pagado o una indemnización económica, afirmó Mendiola.

Sistema de arbitraje

Del total de las reclamaciones, 8.433 fueron tramitadas a través de las oficinas territoriales del Departamento de Industria, Comercio y Turismo, y el resto en las oficinas municipales de información al consumidor. De las gestionadas por la Dirección de Consumo, más de mil se solucionaron gracias a su mediación entre las partes; en el resto no fue posible llegar a un entendimiento o se comprobó que no existía infracción administrativa o los demandantes desistieron de su petición.

El director de Consumo indicó que el pasado año se sumaron al sistema de arbitraje de consumo 982 nuevas empresas, con lo ya hay 13.045 adhesiones. Por sectores, los de joyería y relojería, y textil y calzado son los que más se han apuntado al arbitraje. Los más reacios son las empresas de seguros y la banca.

En 2006, se tramitaron 842 solicitudes de arbitraje, de las que 389 se resolvieron mediante laudo. El resto se solucionó por acuerdo entre las partes. El 23,14% de los laudos fueron favorables para los consumidores, un 44,73% de forma parcial, y en un 32,13% la razón fue para el establecimiento o la empresa. El sector de las telecomunicaciones generó el mayor número de solicitudes de arbitraje (322), seguido de la reparación de viviendas (89) y el sector del mueble (65).

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 14 de marzo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50