Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior levanta el veto al uso de petardos por menores en Fallas

El Gobierno ha concedido una tregua en la polémica suscitada sobre el uso de petardos por parte de menores de 12 justo en el umbral de una nueva edición de las Fallas de Valencia. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció ayer en Alicante que el ejecutivo firmará hoy una moratoria que permitirá a los pequeños ejercer esta costumbre festera al menos durante un año más. La prohibición a los menores de 12 años de tirar petardos estaba vigente desde el pasado día 4 de febrero debido a la aplicación de una directiva de la Unión Europea.

El titular de Interior hizo estas declaraciones durante el mitin celebrado en la capital alicantina, junto al secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, y la candidata a la alcaldía de la ciudad, Etelvina Andreu. En ese acto, Rubalcaba recordó que la prohibición era una consecuencia directa de la aplicación de una directiva europea sobre la materia. "El Derecho español tiene que asumir esa normativa, pero el Gobierno quiere hacerlo bien", explicó. "Por tanto, antes de hacerla efectiva trataremos de llegar a un consenso y acuerdo con las partes, y de momentos vamos a permitir que lo que es una cultura de siglos, siga siendo", añadió.

La decisión del Gobierno de limitar el uso de los petardos a los mayores de 12 años acarreó una vasta polémica, tanto en el ámbito festivo, como comercial e incluso político. El Ayuntamiento de Valencia, que preside la popular Rita Barbera, llegó a anunciar que no acataría la orden durante el período de Fallas. El concejal de fiestas, Félix Crespo, calificó la iniciativa de "absoluto irraciocinio". "Los agentes de Policía Local ya vigilan e incluso a veces asfixian a los establecimientos de productos pirotécnicos para lograr un uso correcto de los petardos", añadió.

3.000 euros de pérdidas

Mientras, la Asociación de Vendedores de Prensa de Valencia resaltaron la merma económica que la decisión les ocasionaría. El colectivo estimó en una media de 3.000 euros las pérdidas de cada quiosco, lugar común donde los zagales compran los petardos.

Tras el rechazo de los colectivos festeros, comerciantes y Ayuntamiento, los dos grandes partidos, PSOE y PP, apoyaron la moratoria a la restricción de la venta de petardos, que a partir de hoy sancionaría oficialmente el Ministerio del Interior.

Con todo, el ministro del Interior hizo un llamamiento a la responsabilidad de padres de los muchachos para que los instruyan en un uso racional y seguro de la pólvora. "Confío en los padres, que son los responsables de sus hijos, para que los menores hagan un uso adecuado de la pólvora", dijo.

El uso indiscriminado de petardo en plena calle durante las Fallas ha provocado amputaciones y secuelas graves a 30 menores de 12 años entre los años 2001 y 2005.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de marzo de 2007