Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La consulta del Consell a la Junta Electoral sobre el 27-M enfrenta al PP y la oposición

La consulta del Consell a la Junta Electoral sobre el número de escaños que debe figurar en el decreto de convocatoria de las elecciones autonómicas enfrentó ayer al PP con el resto de partidos y agravó la sensación de inseguridad jurídica sobre el cercano proceso electoral.

La Junta Electoral de la Comunidad Valenciana difundió ayer la respuesta íntegra a la consulta realizada por el vicepresidente del Consell, Víctor Campos, sobre el número total de diputados a elegir que se debe fijar en el decreto de convocatoria del 27-M. En su pronunciamiento, y "a efectos meramente informativos", la Junta Electoral Central desplaza la responsabilidad de fijar el número de escaños al actual Parlamento -que conserva íntegras sus competencias legislativas-. Y sólo añade que, en caso de no ser así, el decreto de convocatoria de las elecciones ha de tener en cuenta lo establecido en el nuevo Estatut que señala que el número de escaños será "como mínimo" de 99.

El portavoz del PP en las Cortes Valencianas, Serafín Castellano, reiteró sus argumentos al señalar que el hecho de que tengan que ser 99 diputados y no más "se cae por su propio peso" y no sólo "porque lo diga la Junta Electoral". Castellano insistió en que la respuesta de la Junta Electoral, según su visión del asunto, "viene a dar la razón al PP y a muchísimos juristas y muchísimas entidades". El portavoz de los populares, que no ha podido alcanzar un pacto con los socialistas para reformar la ley Electoral y dar seguridad jurídica al decreto de convocatoria, instó a los socialistas a no ir "por filibusterismos electorales y por crispar y montar lío".

"Embrollo servido"

Antoni Such, portavoz adjunto del Grupo Socialista, advirtió de que si el Consell opta por fijar el número de diputados a través del decreto de Camps "el embrollo jurídico está servido", y en ese caso "no será la Junta Electoral la que decida sobre la incertidumbre jurídica derivada de esta situación". Such señaló que el PSPV no recurrirá un decreto que fije en 99 el número de diputados, pero recordó que "mucha gente ha anunciado que va a recurrir".

Por su parte, la coordinadora general de Esquerra Unida, Glòria Marcos, manifestó que en su opinión la respuesta de la Junta Electoral "le quita la razón al Gobierno del PP". "En ningún momento [la respuesta a la consulta] da la razón al Gobierno valenciano ni determina que el número de diputados tenga que ser respaldado mediante un decreto del Consell", prosiguió Marcos, que acusó al PP de "estar dispuesto a todo para generar dudas sobre los resultados de las elecciones del próximo 27 de mayo".

Para Marcos, el PP "está dispuesto a judicializar y fragilizar el resultado de las elecciones antes de flexibilizar su postura y negociar con otros grupos una nueva ley" electoral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 2007