El centro automático de denuncias de tráfico funcionará en ocho meses

El presidente del Gobierno anuncia que el complejo se ubicará en León

Costará 45 millones de euros, estará funcionando en ocho meses y gestionará de forma automática e inmediata las infracciones captadas por los radares fijos en las carreteras españolas. El Centro Estatal de Tratamiento de Denuncias Automatizadas (ESTRADA) estará ubicado en León. Lo anunció ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en esa ciudad castellano-leonesa. El centro tiene un triple objetivo: dar mayor agilidad y eficacia a la gestión de los expedientes, establecer un criterio uniforme en todas las sanciones -independientemente de dónde se produzcan- y acelerar la notificación de las denuncias a los conductores.

En el nuevo centro, de 3.000 metros cuadrados, trabajarán unas 120 personas y se gestionarán durante los 18 primeros meses unos tres millones de denuncias; aunque en una segunda fase se podrán tramitar anualmente hasta cuatro millones. Todo el proceso será automático, sin la intervención de los agentes, durante las 24 horas del día y los 365 días del año.

El sistema funcionará de la siguiente forma: un radar detecta un exceso de velocidad, la información se envía vía satélite al centro de tratamiento, se identifica al infractor mediante consulta al registro general de vehículos, el sistema genera la notificación de la denuncia y, también automáticamente, es enviada la notificación al titular del vehículo. Por último, el control del pago se realiza también de forma automática.

Puntualizaciones

El anuncio del nuevo centro estuvo rodeado en un primer momento de confusión, que fue posteriormente aclarada por fuentes de La Moncloa y de la Dirección General de Tráfico. Zapatero dijo que este complejo sustituiría a los actuales radares, cuando lo que ocurrirá es que se encargará de la tramitación inmediata de las denuncias generadas por estos dispositivos en todo el territorio, salvo en Cataluña, el País Vasco y en las ciudades.

Actualmente se encuentran en funcionamiento 150 radares fijos, a los que se sumarán otros 175 en breve. A finales de 2007 se espera que estén operativos 500 radares fijos en total. El centro de gestión se encargará también en un futuro de la tramitación de las denuncias de otros dispositivos automáticos que actualmente aún no tienen cobertura legal, como los tiempos medios de recorrido o las cámaras en las ciudades, según fuentes de Tráfico.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El presidente del Gobierno señaló que el centro, "similar al que funciona con éxito en otros países", dará respuesta "de forma ágil, eficaz y eficiente a las necesidades derivadas" de la implantación de estos sistemas automáticos de detección.

"En un próximo futuro veremos la implantación de sistemas automáticos para controlar las velocidades medias en tramos de carretera, el control de la distancia de seguridad entre vehículos y vigilar la disciplina de los conductores en los semáforos o en las señales de stop", señaló el presidente.

Para el Gobierno es una prioridad política la lucha contra los accidentes de tráfico y sus víctimas. "El rigor en la persecución de las infracciones es un elemento esencial de la política de seguridad vial, y el uso de las nuevas tecnologías en la vigilancia y control de la disciplina del tráfico cada vez tendrá un mayor protagonismo a través de los sistemas automáticos de detección de infracciones", puntualizó.

Las asociaciones de conductores Real Automóvil Club de España (RACE) y Automovilistas Europeos Asociados (AEA) criticaron ayer que este nuevo sistema de gestión elimine la función reeducadora de la sanción, al no ser advertido en el momento el infractor de su acción ilegal, algo que ahora tampoco ocurre.

José Luis Rodríguez Zapatero, durante su comparecencia en León.
José Luis Rodríguez Zapatero, durante su comparecencia en León.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS