Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Espinosa defiende que la nueva OCM de cítricos "mejora la actual"

Cotino cuestionará hoy en Bruselas el sistema de distribución de fondos europeos

Alqueria de la Comtessa

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, aseguró ayer que el nuevo borrador de reforma de la Orden de Mercado Interior (OCM) de Frutas y Hortalizas que se debate en Bruselas "mejora la actual" y recoge las demandas iniciales del Gobierno español. Juan Cotino, consejero de Agricultura, por su parte, lamentó el reparto de fondos europeos de ayuda rural que ha diseñado el departamento de Espinosa.

El nuevo documento que rige el mercado interior de cítricos, explicó la ministra, mantiene el volumen de ayudas a pesar de la inclusión de nuevos países a la Unión Europea; y establece que las ayudas serán gestionadas por las organizaciones de productores y no a través de los mecanismos de desarrollo rural como se planteó inicialmente la Comisión Europea. Además, la nueva OCN incluye mecanismos diferentes para el producto fresco y transformado, y "mantiene todas las cláusulas de salvaguarda en el tema de importación de terceros países y de contingentes".

"Estamos ante un balance muy positivo que recoge todas las demandas iniciales", dijo Espinosa. Ahora bien, la ministra reconoció que todavía quedan flecos por acordar: "Hay que profundizar en toda esta negociación y adaptarla a las necesidades españolas". En el caso de los cítricos valencianos, Espinosa apuesta por "dar mayor salida a los productos transformados", y por la incorporación de mecanismos para la gestión de crisis y temas relacionados con el medio ambiente, reivindicaciones que intentará trasladar a la nueva OCM.

Espinosa acudió ayer al Camí del Molí, en el término de Alqueria de la Comtessa, para inaugurar las obras de modernización y consolidación de los regadíos de la Comunidad de Regantes del río Alcoy.

Un grupo de agricultores de la zona organizó un acto de protesta para transmitir a la ministra su preocupación por la situación que atraviesa el campo valenciano: los bajos precios de la naranja y el abandono de la producción y de las tierras. La ministra atendió a un grupo de agricultores al finalizar el acto. "Estamos perdiendo dinero y si no obtenemos medidas acabaremos abandonando el campo y en el paro. El campo no puede esperar soluciones", denunció uno de los agricultores.

La ministra capeó las críticas recordando a los agricultores que las competencias en materia de Agricultura están transferidas a las comunidades autónomas. "No podemos imponer desde Madrid a las autonomías una forma de trabajar".

En su intervención en la inauguración, Espinosa se refirió a la crisis de la agricultura valenciana y abogó por medidas dirigidas a la "modernización del campo"; la "adaptación" del producto al gusto del consumidor; y la reconversión varietal de fruta. "Si somos capaces de ir caminando poco a poco tendremos un futuro asegurado para la agricultura y citricultura", apuntó.

Juan Cotino, consejero de Agricultura, por su parte, anunció que hoy tiene previsto denunciar en Bruselas y ante la comisaria responsable de Agricultura y Desarrollo Rural, Mariann Fischer, que muchos pueblos del interior de la Comunidad Valenciana pueden resultar perjudicados por el "aleatorio" mecanismo de distribución de fondos europeos para desarrollo rural que, según el consejero, ha diseñado el Ministerio de Agricultura. Cotino viaja acompañado del consejero de Agricultura de Castilla-León.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de febrero de 2007