Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valcárcel defiende "la honorabilidad" de los acusados

El presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, del PP, aseguró ayer estar "plenamente convencido de la honorabilidad de esas personas", las denunciadas por el fiscal, y añadió que "el tiempo dejará al final a cada uno en su sitio". Valcárcel aseguró que "es muy difícil hacer una valoración", ya que afirmó desconocer el contenido de la querella. Valcárcel siguió ayer la misma línea que en el resto de denuncias por corrupción al PP en Murcia: quitar importancia y seguir adelante.

Valcárcel afirmó que "primero hay que conocer el contenido de la denuncia, que no deja de ser una denuncia, pero después hay que determinar, como es natural, si hay o no consistencia". Valcárcel habló de denuncia, aunque en realidad se trata de una querella, mucho más fundamentada y jurídicamente más relevante.

El presidente regional quitó relevancia a la querella, aunque reconoció que "parte de alguien cualificado desde el punto de vista jurídico, como es el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Murcia". "Primero hay que conocer qué se les imputa, en qué sentido se plantea la denuncia y cuáles son los delitos que a juicio del fiscal pudieran ser tales". Posteriormente, relató, "tienen que ser admitida a trámite por un juez, tiene que juzgarse y por último fijarse sentencia".

La portavoz socialista, Teresa Rosique, exigió el relevo "inmediato y fulminante" del consejero de Obras Públicas, Joaquín Bascuñana, así como de todos los altos cargos acusados. Rosique destacó que sin la firma de Bascuñana "lo anterior no habría servido de nada y, por tanto, es el máximo responsable en esta actuación".

El coordinador regional de IU, José Antonio Pujante, afirmó que la querella obliga a Valcárcel a dar explicaciones. La Asociación de Naturalistas del Sureste (Anse) y Ecologistas en Acción consideraron el caso "uno de los más escandalosos de la desastrosa política contra el medio ambiente del Gobierno murciano, aunque no es el único ni el más grave".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de febrero de 2007