Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

37 años de cárcel por la muerte de una novicia en un exorcismo

Un tribunal de Vaslui, en el noreste de Rumania, condenó ayer a 37 años de cárcel al ex sacerdote cristiano ortodoxo Daniel Corogeanu y a cuatro monjas por la muerte de una novicia de 23 años en un exorcismo celebrado en junio de 2005.

Los cinco condenados, que sostenían que la víctima estaba poseída por el diablo, la encadenaron a una cruz improvisada en el porche de la iglesia, donde estuvo amarrada una semana sin recibir alimentos ni agua.

La joven fallecida, que había recibido con anterioridad el diagnostico de esquizofrenia, murió víctima de sus propios compañeros del monasterio de Santísima Trinidad de Tanacu por la deshidratación, la inanición y los malos tratos que recibió durante su cautiverio. El pope y las monjas han sido expulsados de la Iglesia Ortodoxa Rumana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de febrero de 2007