Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:El referéndum andaluz

El Carnaval y el hospital

En Isla Cristina sólo votó el 19,9% y en Morón ganó el nulo

El análisis de la jornada del referédum deja a las claras el bajo interés de los andaluces por la consulta sobre el estatuto. El Carnaval y el buen clima vencieron a la tentación de las urnas. Pero hay datos que merecen un estudio especial. En Isla Cristina, el efecto fue devastador y mermó más que en ningún sitio la participación, incluida Cádiz, donde el fin de semana, tras la final carnavalera de Teatro Falla, celebrada el viernes, se dió paso a un sin fin de actividades lúdicas y festivas que animaban poco a ir a las urnas..

Sólo el 19,9% de los votantes convocados en Isla Cristina ejercieron el derecho a votar, la participación más baja de toda Andalucía. Con 20.300 habitantes, tenían derecho al voto 14.845. Y sólo votaron 2.968, de los que 2.538 lo hicieron a favor; 324 en contra; 101 dejó la papeleta en blanco, y cinco fueron declarados nulos.

Por su parte, en Morón de la Frontera, el conflicto ciudadano por conseguir de la administración autonómica un nuevo hospital puso de acuerdo a sus ciudadanos y elevó la participación hasta el 48,26%, doce puntos por encima de la media andaluza. Eso sí, de los que fueron a votar (11.053), 7.443, un 67,34% lo hizo protestando y emitió un voto que hubo de ser declarado nulo. El sí, de todas formas triunfó con el 94,13% de los votos válidos.

Un tercer caso para el análisis fue la votación en Marbella, el segundo municipio de la provincia malagueña con mayor abstención, con una diferencia de apenas una décima con el cercano Benahavís, dónde sólo votaron 26,82% de los ciudadanos. El presidente de la gestora de la ciudad, Diego Martín Reyes, dijo que la falta de interés de los marbellíes podía deberse a un exceso de seguridad en el sí, porque los partidos mayoritarios lo estaban promoviendo, mientras que los candidatos a la alcaldía del PSOE, Paulino Plata y del PP, Ángeles Muñoz, hablaron de las secuelas del gilismo en la población. "Se intentó aislar a Marbella del entorno andaluz para cometer mejor sus tropelías y esto ha generado un desencanto", comentó Plata. Muñoz mantuvo que la ciudadanía "no ha sentido que el Estatuto le iba a mejorar sus problemas más cercanos".

Pero, el resultado de la abstención puso también en cuestión una vez más la fiabilidad de los sondeos realizados por diferentes institutos demoscópicos en fechas precedentes a la consulta. Si bien todos coincidían en una baja participación, ninguno predijo un resultado tan bajo. El Barómetro de IESA había situado la participación en el 49,1%; el del Instituto Opina, en el 51%; el del CIS, en el 48,7%, el de CEPES, lo elevó al 54%, mientras que el Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral de Andalucía (Cadpea) se fue a un 64,8% de votantes, veintiocho puntos y medio más que el resultado final de 36,26% de participación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de febrero de 2007