Tresserras pide a Calvo apoyo para la compra de libros

Cataluña adquiere 4 de cada 10 ejemplares destinados a bibliotecas

El consejero de Cultura de la Generalitat, Joan Manuel Tresserras, se reunió ayer en Madrid con la ministra de Cultura, Carmen Calvo, para revisar la agenda de temas pendientes entre las dos instituciones. La definición de la entrada del ministerio en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba) y la petición al ministerio para que contribuya a la compra de libros para las bibliotecas públicas figuraron en esta primera toma de contacto, muy general según el consejero.

El punto más concreto tratado en la reunión, indicó Tresserras al acabar ésta, fue definir la entrada del ministerio en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba), que en principio comenzará este año con la firma de un protocolo de intenciones a la espera de la firma del convenio definitivo y la posterior reforma de los estatutos. "El objetivo es que en 2008 se produzca la participación efectiva, tanto económica como en los órganos de gobierno del museo, del ministerio", señaló Tresserras, que sitúo entre uno y dos millones de euros la posible participación económica del ministerio.

El consejero recordó que en el caso del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) hay sintonía, que se refleja en la "posible y espero que inminente adquisición de un cuadro de Picasso para el MNAC". Esta adquisición se gestiona mediante el proceso de dación y el cuadro vendrá acompañado de un probable depósito adicional del coleccionista al que se le compra la obra.

Otro punto de debate fue la petición al ministerio para que contribuya a la compra de libros para las bibliotecas públicas. "Cataluña adquiere el 44% de los libros que se compran para las bibliotecas en todo el Estado, según los datos que se manejaban en la última conferencia sectorial", indicó Tresserras, "y hemos pedido ayuda dado la labor que estamos haciendo". El consejero señaló que esa mayor proporción se debía a que, según sus datos, Cataluña realiza un mayor esfuerzo en la creación de nuevas bibliotecas (el plan para Cataluña establece que tiene que haber una biblioteca en poblaciones de más de 3.000 habitantes, mientras que para el resto del Estado es de 5.000 habitantes), aunque también reconoció que en ello ha influido la compra de libros a través del soporte genérico. Para compensar, el ministerio podría destinar más de tres millones de euros.

Aunque sin definir plazos de calendarios, la reunión también abordó la devolución de los documentos que aún permanecen en el Archivo de Salamanca -"no pueden poner fecha porque quieren que el proceso sea extremadamente escrupuloso para evitar que puedan salir nuevos obstáculos, pero existe la voluntad clara de aplicar la ley", expresó-; la construcción de la Biblioteca Provincial de Barcelona -"existe el compromiso, pero no comenzará nada hasta que acabe la cata arqueológica aún en marcha"- y la de Girona, "ésta mucho más avanzada".

Respecto a la Ley del Libro que impulsa el ministerio y sobre la que ya han anunciado enmiendas a la totalidad por invadir competencias autonómicas los grupos parlamentarios de CiU, ERC e Iniciativa per Catalunya, Tresserras señaló que se abordó de forma general. "Éste no es un tema de gobierno porque aún está en tramitación parlamentaria y, por lo tanto, es una cuestión a debatir en el Congreso y entre los grupos políticos", dijo. "El problema no es tanto de fondo, porque en muchas cosas estamos de acuerdo, sino en el tema competencial. Modificando algunos aspectos se podrá solucionar el problema".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS