Guipúzcoa asegura que protegerá una cueva en Deba

El director de Cultura de la Diputación de Guipúzcoa, Imanol Agote, aseguró ayer que la cueva prehistórica de Praileaitz, ubicada en el interior de una cantera en activo de Deba, está "legalmente protegida" como monumento y "excelentemente conservada", pese a las voladuras que se realizan en sus inmediaciones.

"No se ha destruido nada", insistió ayer por la tarde, horas después de que la recién creada Asociación de Amigos de Praileaitz alertara del peligro en el que se encuentra esta gruta y acusara tanto a la institución foral como al Gobierno vasco de no estar actuando con la "suficiente eficacia" para conservar y proteger una cueva cerrada al público en la que se han hallado pinturas rupestres que podrían remontarse a hace 18.000 años así como collares prehistóricos.

Agote señaló que el Gobierno vasco catalogó la cueva como bien cultural calificado el pasado mes de noviembre. Estableció entonces la prohibición de realizar voladuras a menos de cien metros de la entrada. El expediente de calificación está aún en periodo de alegaciones.

A fin de presentar sus propuestas al Ejecutivo autonómico, la Diputación encargó un informe a una ingeniería sobre las afecciones que las voladuras pueden provocar en la cueva, en cuyo centro están las pinturas. Tras apuntar que la cantera tiene 32 años y ha vivido 4.000 voladuras, el autor del análisis, Juan Payer, afirmó que su equipo "no ha encontrado deterioro alguno" en la gruta. El estudio concluye que con el tipo de voladuras que se realizan ahora en la cantera, éstas deberían realizarse manteniendo una distancia mínima de 150 metros respecto al lugar donde están las pinturas, a fin de lograr un nivel de seguridad "adecuado".

La institución foral trasladará esta propuesta al Gobierno vasco para "mejorar" la protección de la cueva. Le pedirá también que defina un área protegida exenta de la actividad de la cantera y que exija a la empresa explotadora que adapte su plan de actividad a los requisitos de protección de la gruta. En todo caso Agote insistió en que la cueva y la cantera son "compatibles".

Por contra, los Amigos de Praileaitz, entre los que se encuentran los escultores Koldobika Jauregi y Néstor Basterretxea, exigen una protección "urgente y efectiva" del lugar. Por eso, reclaman la paralización de la cantera "hasta que no se elabore un plan de viabilidad de la caverna".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 14 de febrero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50