UGT denuncia al candidato del PP de Chiclana ante Trabajo

El sindicato acusa al empresario de emplear a mujeres sin contrato

La Inspección de Trabajo investiga la empresa José Marín Verdugo, SA, presidida por el candidato popular a la alcaldía de Chiclana (Cádiz), Ernesto Marín. Las inspecciones se han iniciado a raíz de la denuncia presentada por el sindicato UGT, que sospecha que la sociedad, dedicada a la fabricación de las tradicionales muñecas vestidas de flamenca, emplea a mujeres que trabajan desde sus casas sin contrato.

La denuncia del sindicato, presentada el 4 de octubre del pasado año, recoge información sobre direcciones de personas que, supuestamente, mantienen una relación continuada con la empresa de Ernesto Marín. Según este informe, estas personas, en su mayoría mujeres, "cosen y manufacturan diversos productos en sus domicilios para ser entregados" a la firma de muñecas.

Las pruebas aportadas por UGT incluyen el informe de una agencia de detectives, contratada por el sindicato en agosto de 2006. Esta agencia realizó un seguimiento de los vehículos de reparto de la empresa y tomó fotografías de los domicilios en los que cargaba o descargaba mercancía.

En total, se han detectado una veintena de domicilios en Chiclana, además de un almacén de Vejer, en los que el sindicato asegura que se entregan materiales y se recogen productos que la empresa comercializa.

Además, los detectives contactaron con algunas de las personas que residían en estas viviendas y que, según el informe, corroboraron su relación con la empresa de muñecas.

La denuncia advierte de que este mercado de trabajo se desarrolla "sin ningún tipo de regulación laboral y su facturación pudiera ser que se realizase sin recibos y retenciones fiscales correspondientes".

Los investigadores incluso acceden a la sede social de la empresa, donde fingen querer trabajar para la fábrica desde sus casas, donde las encargadas les explican que podrían coser muñecas grandes. "Nos abonarían para el tamaño grande (de muñeca) 0,639 euros y otro modelo más pequeño a 0,40, aunque existen numerosos tamaños y modelos que tienen otros precios. También nos dicen textualmente que no hace falta estar dada de alta", recoge el documento de los detectives.

Con el informe de la agencia de investigación, UGT pretende contar con pruebas que faciliten la acción de la Inspección de Trabajo. Según reconoce el sindicato en la denuncia, los hechos descritos pueden resultar "difícilmente perseguibles por realizarse en domicilios particulares".

UGT sospecha también que esta práctica no es reciente, sino que se utiliza desde hace tiempo.

El secretario provincial de UGT en Cádiz, Pedro Custodio González, definió ayer este caso como "una actividad propia de la economía sumergida". "Hemos pedido la intervención de Trabajo porque consideramos que existen situaciones irregulares, sobre todo, se da una explotación de trabajadores sin ni siquiera darles de alta en la Seguridad Social", explicó.

El candidato popular rehusó ayer realizar declaraciones. Ernesto Marín manifestó que estudiaría la denuncia antes de expresar ninguna opinión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 14 de febrero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50