Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mutua Madrileña solicita que se investiguen las cuentas de Mapfre

Pomatta dice que su rival ganó 280 millones menos de lo anunciado

Es poco frecuente que el presidente de la segunda aseguradora del sector ponga en duda las cuentas públicas del líder. Sin embargo, José María Rodríguez Pomatta afirmó ayer que su aseguradora, Mutua Madrileña, ganó 607 millones, "lo que duplica los del siguiente, que logró 330 millones. Lo demás son historietas", dijo, por lo que pidió ayuda a la CNMV. Sin embargo, Mapfre declaró que su grupo consolidado (pendiente de cotizar en Bolsa como tal) obtuvo 610 millones, como comunicó a la CNMV. La Comisión dice que Mapfre actuó bien.

José María Rodríguez Pomatta presentó ayer el balance de sus cinco años al frente de Mutua Madrileña. Afirmó que, hasta su llegada, la compañía estaba paralizada por no crecer geográficamente fuera de Madrid ni en otros negocios al margen de coches. "Esta situación ponía en riesgo su futuro. Tenía el complejo de Peter Pan, no quería crecer", afirmó Pomatta.

A continuación, presentó sus cuentas, "las mejores de su historia", con un beneficio neto en 2006 de 607,17 millones, un 26,5% más. El resultado bruto fue de 727 millones, de los cuales más de 500 millones, según Mutua, son resultados obtenidos por cobro de dividendos de participadas (Santander, ACS y Sacyr, en las que se plantea aumentar posiciones) y la venta de inmuebles y acciones en Bolsa.

A continuación, soltó las cargas de profundidad contra Mapfre. Primero criticó que hubiera presentado resultados "proforma", expresión que se utiliza cuando se hace un balance en el que se fusionan cuentas de diferentes empresas que todavía no se han constituido como grupo consolidado. Mapfre lo ha hecho porque está en un proceso de desmutualización para convertirse en sociedad anónima y fusionar todo el grupo con una filial, Corporación Mapfre, SA, que cotiza en Bolsa. Esta aseguradora espera que el grupo cotice como tal a final de febrero. "Las cuentas proforma son hipótesis, pero si lo que se quiere es transparencia, digamos la verdad, porque aquí cualquier parecido es pura coincidencia", comentó Pomatta.

Más adelante, justificó por qué sólo considera que ha ganado 330 millones, es decir, 280 menos que los que Mapfre declaró. "Según su balance en la CNMV los resultados individuales de Mapfre son 128 millones, un 31% menos que en 2005. El consolidado fue de 330 millones, un 4% más. Lo demás son historietas. La CNMV debería cuidar estas cosas porque lo que está en juego es que exista una transparencia real del sector; de lo contrario se perderá un prestigio que afectará a todos".

Efectivamente, en la CNMV están los datos de Corporación Mapfre, que ganó 330 millones, pero también hay un anexo con los del grupo consolidado proforma, donde figuran los 610 millones. En el documento se advierte que los datos "son meramente comparativos", como es habitual en estos casos. Fuentes de la CNMV comentaron que "la actuación de Mapfre ha sido la habitual cuando hay una ampliación de capital o fusión", y que ha cumplido con las normas legales. Mapfre declinó hacer ningún comentario. En Bolsa subió el 0,76%.

Pomatta, que presentó una escuálida cuenta de resultados con sólo cinco magnitudes, recordó que ha llevado a cabo una reorganización interna, ha multiplicado por cinco su plantilla ("la más eficiente y rentable del sector"), ha entrado en ramos como Decesos, Asistencia, Accidentes y Enfermedad y, próximamente, en Multirriesgo Hogar.

Preguntado sobre por qué no aprovecha los altos beneficios para no subir las primas (lo ha hecho en un 5%), respondió que "han crecido por debajo de los costes, que se han elevado un 7%". Respecto a las disputas entre Florentino Pérez e Ignacio Sánchez Galán, presidentes de ACS e Iberdrola, dijo que eran "peleas porque todos quieren mandar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de febrero de 2007