La economía acelera el crecimiento al 4%, el mayor ritmo en cinco años

Solbes asegura que el repunte del último trimestre se mantiene en el arranque de 2007

Un nuevo acelerón de la economía española en el último trimestre de 2006 ha dejado al producto interior bruto (PIB) en el umbral del billón de euros. En el último trimestre, el crecimiento alcanzó un ritmo del 4%, el mayor desde 2001. Según Economía, la buena racha se mantiene en los primeros meses de 2007. La media en el conjunto de 2006 fue el 3,8%, un dato que supone el cuarto ejercicio seguido de crecimiento acelerado. Este repunte coincide con el que experimenta la eurozona (un 2,7% en 2006) de la mano de Alemania, el principal cliente de las exportaciones españolas.

Los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística corroboran las señales de optimismo lanzadas a finales de 2006 por el Gobierno. Tal y como vaticinó el Ministerio de Economía, el cuarto trimestre fue uno de los más dinámicos de la última década, con un crecimiento del 1,1% respecto al trimestre anterior y del 4% frente al mismo periodo de 2005. La buena marcha de la economía española ya obligó al Ministerio a revisar al alza sus previsiones varias veces a lo largo de 2006: en términos reales (descontada la inflación), del 3,3% inicial hasta el 3,8% en que quedó finalmente el crecimiento medio anual.

Desde 2002, la economía española crece cada año más que el anterior. El titular de Economía, Pedro Solbes, ha vaticinado que esa tendencia se quebrará en 2007, con un crecimiento del 3,4%, pero ayer volvió a retrasar ese punto de inflexión unos meses. "La aceleración que se ha producido en el cuarto trimestre de 2006 no tiene visos de remitir, los indicadores de enero y febrero no muestran signos de desaceleración", dijo en declaraciones a la cadena SER. Un diagnóstico con el que coinciden la mayoría de los expertos. Según la opinión de los principales servicios de estudios españoles, recopilada por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), habría que revisar ya la previsión de 2007 hasta el 3,5%. Y eso que este análisis no tiene en cuenta los datos publicados ayer.

El vicepresidente económico relacionó el robusto crecimiento de 2006 con que la demanda interna se mantiene un año más en tasas de crecimiento muy elevadas y con que "la exportación va algo mejor". Habrá que esperar una semana hasta conocer el detalle de la evolución de las principales magnitudes económicas, pero las últimas estimaciones del Banco de España y del propio Ministerio de Economía inciden en el mismo análisis. El consumo final de las familias ha vuelto a crecer (por encima del 3,5%), aunque algo menos que en los últimos años. Y la inversión en bienes de equipo y construcción, pese a los primeros indicios del enfriamiento de la actividad inmobiliaria, aumentan de forma notable.

En definitiva, la aportación de la demanda interna supuso en 2006 alrededor de 4,9 puntos porcentuales del crecimiento del PIB (algo menos que en 2005), mientras que el saldo exterior restó bastante menos: de 1,7 puntos porcentuales en 2005 a alrededor de 1,1 el año pasado.

Recuperación alemana

Según los análisis recopilados por Funcas, el crecimiento económico de 2007 se asentará en las mismas bases: un crecimiento más moderado de la demanda interna y una contribución del saldo exterior menos negativa. Una evolución que llevará al PIB a franquear la barrera del billón de euros este año. En términos nominales (sumando inflación y crecimiento real), ya se superaron los 970.000 millones al cierre de 2006.

Para Solbes, el déficit de la balanza de pagos (un 8,5% del PIB) y la inflación (3,5% en 2006) son los nubarrones que amenazan el horizonte de la economía española, aunque los últimos datos los hacen menos temibles. Además, la reactivación de los mercados básicos para la exportación española despeja el camino. El cuarto trimestre de 2006 también fue fructífero para Alemania, Francia e Italia, los tres principales clientes del sector exterior nacional.

Según la primera estimación publicada ayer por el servicio estadístico de la Comisión Europea, la eurozona alcanzó el año pasado un crecimiento medio del 2,7% (1,4 puntos más que en 2005). "Alemania contribuye de manera decisiva", reconoció ayer el comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia. La economía alemana consolidó su recuperación en 2006, con una tasa de crecimiento anual también del 2,7%.

La economía pone de acuerdo, incluso, a Gobierno y oposición. "Algunas cifras macroeco-nómicas son buenas, no se puede hacer un discurso de la catástrofe", señaló el líder del PP, Mariano Rajoy, para quien "hay mucho de herencia" en la situación económica española. Rajoy coincidió también en el diagnóstico de los principales problemas: "La competitividad de los precios y el déficit exterior".

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS