Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CNE tumba el plan de Industria para subvencionar las renovables

El Consejo de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) se opuso ayer por mayoría a que el futuro régimen retributivo de las energías renovables, que se presume a la baja, tenga carácter retroactivo. El dictamen contó con los votos favorables de los cuatro consejeros del PP y el ponente Luis Albentosa, consejero por el PSOE. Jorge Fabra, ex presidente de Red Eléctrica por el PSOE votó en contra y se abstuvieron la presidenta del Consejo, Maite Costa, el socialista Jaime González, ex vicepresidente de la Junta de Castilla y León, y Sebastià Ruscadella en representación de CiU y Esquerra Republicana.

El debate sobre la futura retribución se ha aplazado para el consejo del próximo lunes, a pesar de que ambas cuestiones irán recogidas en un único decreto que deberá ser informado también por el Consejo de Estado. Ni el informe de esta entidad ni la de la CNE serán vinculantes para que el Ministerio de Industria tome la última palabra. En caso de que el departamento dirigido por Joan Clos hiciera caso omiso de los informes de ambos consejos, tendría que motivar su decisión.

Industria pretendía reducir las subvenciones a la energía eólica al considerar inapropiado primar nuevos parques eólicos con una producción ineficiente, por debajo de las 1.600 horas anuales, ya que los mejores emplazamientos ya están ocupados. El sector y las entidades financieras se sublevaron contra un borrador de decreto que ayer sufrió en la CNE su primera derrota. Los seis principales bancos y cajas de ahorros advirtieron a Clos que con las nuevas medidas se rompía el marco jurídico y financiero que ha colocado a España y a cinco de sus empresas en la élite mundial de las energías renovables.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de febrero de 2007