Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Visión carnal de Santa Teresa

La Conferencia Episcopal critica 'Teresa, el cuerpo de Cristo', el filme de Ray Loriga

Paz Vega como Santa Teresa de Ávila no llegará a las pantallas hasta el próximo 9 de marzo, pero la Conferencia Episcopal ya ha emitido su veredicto. "La aproximación mística de Santa Teresa a la figura de Cristo como una relación carnal roza el límite de lo aceptable cuando recalca el contacto físico y casi sensual", afirmó el director del Departamento de Cine de esta institución, Juan Orellana, en declaraciones a Europa Press.

Advirtió además que Teresa, el cuerpo de Cristo, escrita y dirigida por Ray Loriga, "irritará con razón a ciertas sensibilidades y a muchos estudiosos de la historia teresiana, por esta visión exclusivamente materialista de la experiencia mística".

Aunque Orellana explicó que el filme no es "ofensivo", no dudó en subrayar sus aspectos más controvertidos: "Lo más problemático es la traducción o trasposición que Loriga quiere hacer del amor al Hijo de Dios místico y espiritual a un amor carnal a Cristo hombre".

La visión feminista del personaje es otro de los puntos que no acaban de convencer a este representante de la Conferencia Episcopal. "El director ha intentado hacer una aproximación a Santa Teresa como una mujer que se adelanta a su tiempo, pero no desde el núcleo de la experiencia cristiana". Y a pesar de destacar el "gran esfuerzo" que ha hecho la actriz Paz Vega, Orellana apunta que, tanto ella como el director, "no llegan a sintonizar, ni a entender la figura de Santa Teresa".

Quien afirmaba encontrarse sumido en el más absoluto desconcierto era el productor de la cinta, Andrés Vicente Gómez. "No he mostrado la película a ninguna persona vinculada con la Iglesia. Sólo la han visto unos cuantos periodistas", aseguró ayer. Además, el productor no acababa de entender el motivo de estas declaraciones: "De todos los estamentos, el clero es el más sabio en temas de comunicación, nunca animan la polémica. Ellos nunca contestan, responden con el silencio incluso cuando un sacerdote es acusado de pederastia". Las palabras de Orellana le hacen pensar que sólo quieren llamar la atención sobre la película. "No queremos que se nos acuse de instrumentalizar la película con fines comerciales".

Gómez destacó que la película nunca ha pretendido ofrecer una visión escandalosa. Ray Loriga trabajó en el guión durante dos años. "Se ha hecho con las más nobles intenciones y desde la máxima devoción a Santa Teresa. Aunque ni el director ni la actriz ni yo seamos fervientes católicos, sí hemos sido respetuosos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de febrero de 2007