Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un centenar de nombres para un recorrido esencial

El Museo de Bellas Artes de Bilbao renueva su guía con cambios de autoría en cuatro obras y las adquisiciones recientes

La pintura La sagrada familia con santa Isabel, san Juan Bautista niño y dos ángeles se expone en las salas dedicadas al arte renacentista del Museo de Bellas Artes de Bilbao, atribuida a un pintor flamenco anónimo que copió una obra pintada por Rafael y su ayudante Giulio Romano en 1518. Hasta que la pintura fue restaurada y estudiada por los técnicos del museo no se pudo descartar que la copia fuera realizada poco después del original por el propio Romano. Los materiales y la forma de aplicar la pintura revelaron que fue realizada por un artista flamenco. Así se recoge también en la nueva guía que el museo acaba de editar con la selección de un centenar y medio de artistas que marcan el recorrido por las obras esenciales de la colección del Museo de Bellas Artes.

La pinacoteca recogerá en otra publicación una selección de obras de artistas vascos

La publicación renueva el contenido de la guía editada en 2001 tras la reforma y ampliación del museo, con ligeros cambios en la selección de las obras, otros textos y la inclusión de las adquisiciones recientes. La edición de la nueva guía ha sido realizada por la subdirectora del Museo de Bellas Artes, Marta García Maruri, que ha contado con la colaboración de una veintena de especialistas en la elaboración de los comentarios que acompañan a cada obra.

La guía anterior mostraba en su portada un fragmento de Lavanderas en Arlés, de Gauguin. Para la nueva publicación se ha elegido una pieza románica, titulada El Diluvio o El arca de Noé, un temple sobre tabla de nogal. Realizado en el último tercio del siglo XIII, la pieza, procedente de una iglesia de Lleida, es una de las más antiguas de la colección.

Tras la publicación de la nueva guía el museo ha comenzado a trabajar en otro libro, dedicado a presentar las obras de los artistas vascos.

Como ocurre con La sagrada familia, la guía refleja otros cambios de autoría. Dos cuadros de pequeño formato realizados al óleo sobre hojalata - El baile de Capellanes y El café, pintados alrededor de 1865 - son atribuidos a Ricardo Balaca (Lisboa, 1844-Madrid, 1880) y no al pintor romántico Antonio Esquivel a quien se consideraba anteriormente su autor. Los estudios también han permitido determinar que el autor de un Ecce Homo de mediados del siglo XVI fue el pintor de origen flamenco Pablo Espert, y no Gaspar de Palencia.

Los cambios también afectan a títulos de algunas obras. Una pintura de Francisco de Herrera el viejo, se denomina ahora con más precisión La sagrada parentela (1636-1637) porque los personajes que aparecen no son los miembros de la "sagrada familia". Los estudiosos de la obra de Vicente López han identificado al personaje retratado en una de sus obras y ahora se puede titular Retrato de Matías Sorzano Nájera, un influyente comerciante de Orihuela.

Las compras realizadas desde la publicación en los últimos años han renovado, fundamentalmente, la colección de las obras de arte contemporáne. La nueva guía recoge, entre otras entradas recientes, Corrida de toros (1940), de Luis Fernández; Figuras (1951), de Jorge Oteiza; Imagen (1955), de Pablo Palazuelo; Hierros de temblor II (1956), de Eduardo Chillida; La hispanista (Nissa Torrents) (1977-1978), de R.B. Kitaj; Montgomery Clift fue gemelo, de Peter Blake,

y (Every) War Memorial (1974-1977), de John Davies.

(Guía. Museo de Bellas Artes de Bilbao. 206 páginas. 15 euros).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de febrero de 2007