Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abbas negocia con Hamás en Damasco un Gobierno de unidad palestino

No está nada claro que puedan conseguir un acuerdo para formar un Gobierno de unidad nacional palestino, tras casi un año de infructuosas negociaciones y numerosos anuncios de que el objetivo se había conseguido. Pero al menos Mahmud Abbas, presidente palestino y líder de Al Fatah, y Jaled Meshal, máximo dirigente del movimiento fundamentalista, se reunieron ayer en Damasco para tratar de encauzar el pacto. Si ellos no desbrozan el camino, mucho más difícil será que lo logren sus subordinados.

La disputa entre ambos partidos se centra en quién dirigirá el Ministerio del Interior, departamento clave para el control de las fuerzas de seguridad palestinas, y al programa que aplicaría ese Gobierno de concentración. En esta última cuestión radica ahora el escollo principal, porque no es previsible que Hamás acepte las condiciones que exigen Abbas y el Cuarteto -Estados Unidos, UE, Naciones Unidas y Rusia- para poner fin al bloqueo económico que padecen los territorios ocupados desde el triunfo de Hamás en las elecciones de enero de 2006. Es decir, que los islamistas reconozcan la legitimidad de Israel, que renuncien a la violencia y que suscriban los acuerdos firmados por la OLP con el Estado judío.

Sobre los ministerios de Hacienda y de Exteriores, parece que la disputa se ha resuelto: Salam Fayad, un prestigioso funcionario que goza del respaldo de la comunidad internacional, se encargaría de las finanzas públicas, y Ziad Abu Amar, un dirigente independiente que ha mediado sin descanso entre las partes, se haría cargo de la diplomacia.

La reunión se canceló a última hora del sábado y ha sido necesaria la mediación del Gobierno sirio para que ambos líderes se entrevistaran. Las relaciones entre ambos partidos son pésimas, y tampoco son mejores las que mantienen sus líderes. Meses atrás, Meshal tildó de traidor al presidente, al que atribuyó maniobras para derribar al Ejecutivo que encabeza Ismail Haniya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de enero de 2007