Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las mujeres con migraña tienen mayor riesgo de sufrir depresión

Las mujeres que padecen dolor de cabeza crónico, en especial migrañas, tienen más posibilidades de estar deprimidas, sentirse cansadas y presentar multitud de síntomas físicos graves, según pone de manifiesto un estudio publicado en el número del 9 de enero de 2007 de Neurology, la revista científica de la Academia Americana de Neurología.

En el estudio participaron 1.032 mujeres de cinco clínicas estadounidenses en las que se que estudia el dolor de cabeza. De las mujeres estudiadas, 593 manifestaron episodios de dolor de cabeza (menos de 15 al mes), y 439 padecían dolor de cabeza crónico (más de 15 al mes). Al 90% de las mujeres se les diagnosticaron migrañas. El estudio estadounidense descubrió que las mujeres que padecían dolor de cabeza crónico tenían el cuádruple de posibilidades de manifestar síntomas de depresión aguda que las mujeres con episodios de dolor de cabeza.

MÁS INFORMACIÓN

Las mujeres que sufrían dolores de cabeza crónicos también tenían el triple de posibilidades de manifestar un alto grado de síntomas relacionados con el dolor de cabeza, como son falta de energía, problemas para dormir, náuseas, mareos, dolor o problemas durante el coito, así como dolor de estómago, espalda, brazos, piernas y articulaciones.

Entre las pacientes a las que se les diagnosticó una migraña gravemente incapacitante, el estudio descubrió la posibilidad de que la depresión aguda se incrementara hasta 32 veces si la paciente también presentaba otros síntomas graves.

Neurobiología común

"Los síntomas físicos dolorosos pueden originar una depresión aguda o ser una manifestación de la misma en mujeres con dolor de cabeza crónico, y la depresión puede acentuar la percepción del dolor", comenta la autora del estudio, Gretchen Tietjen, del Health Science Campus de la University of Toledo y miembro de la American Academy of Neurology. "Esta relación entre la migraña y la depresión aguda indica la existencia de una neurobiología común".

Tietjen dice que se están realizando ensayos para averiguar si el vínculo entre el dolor de cabeza, los síntomas físicos y la depresión agudos se halla en una disfunción del neurotransmisor serotonina en el sistema nervioso central.

"Independientemente de lo que provoque el vínculo entre la migraña y la depresión, las enfermedades psiquiátricas como la depresión complican el tratamiento del dolor de cabeza y pueden propiciar peores resultados para el mismo", afirma Gretchen Tietjen.

La migraña afecta aproximadamente al 10-12% de la población occidental, y tiene una mayor prevalencia en las edades medias de la vida. La dolencia, una de las más incapacitantes, es dos o tres veces más frecuente en las mujeres que en los hombres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de enero de 2007