Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mucho por hacer

El área en la que mejor está cubierta la presencia de intérpretes para facilitar la compresión de los inmigrantes por parte de la Generalitat es Justicia. Otras, como la asistencia de extranjeros en hospitales o centros de salud, funcionan a base de convenios con alumnos de mediación intercultural y, fundamentalmente, del voluntarismo. "El lunes pasado nos llamaron del hospital Peset de Valencia para echar una mano", apuntan a este diario desde el centro de atención a inmigrantes de L'Horta Sud, uno de los más activos en labores de interpretación y mediación cultural a pesar de las dificultades financieras por las que atraviesa. Otras entidades que ayudan en estas circunstancias son el Centro de Estudios Para la Integración Social y Formación de Inmigrantes de Valencia (Ceim), "a través de voluntarios", de la misma forma que lo hace Cruz Roja "no a diario, pero casi". "Nada que ver con Cataluña, Madrid o Murcia, que tienen o subvencionan a servicios municipales de interpretación y mediación", comenta un trabajador del Ceim.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de enero de 2007