Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Territorio detecta 48 puntos de vertidos incontrolados en la costa valenciana

La Consejería de Territorio admite que en el verano de 2005 se detectaron 48 puntos de vertidos incontrolados al mar en 29 municipios distintos, según una respuesta parlamentaria al diputado de Els Verds-Esquerra Ecologista, Carles Arnau, quien considera que esta contestación aporta "datos alarmantes sobre estos vertidos que originan la contaminación de barrancos y de la costa". En este problema confluyen competencias de diferentes administraciones, como con las autonomías, el Estado, los Ayuntamientos o las Confederaciones hidrográficas.

Los vertidos de aguas residuales contribuyen a la "degradación" de espacios como el Barranc de Carraixet o las playas de Alboraia. En esta última población, durante el pasado verano, se superaron en más de "cien ocasiones, el límite máximo permitido de contaminación bacteriana", según los datos que ayer difundió Arnau. La Consejería de Territorio reconoce que esta situación, apunta el ecologista, "implica riesgos para la salud" y admite que se debe prohibir temporalmente el baño en las zonas afectadas. Pero no consta que estas playas fueran declaradas no aptas para el baño, ni que los ciudadanos recibieran puntual información sobre los riegos de bañarse en estas playas.

Origen desconocido

Según Arnal, la Consejería "ignora el origen" de la contaminación ocasionada por estos vertidos de las acequias de la huerta y se limita sólo a "medir su impacto, pero se trata de vertidos continuos y sospecha que puedan tener un componente residual". El diputado Carles Arnal anunció que enviará varias cartas a los Ayuntamientos de Valencia y Alboraia, así como a la Confederación del Júcar y a la Consejería de Territorio exigiendo "intervenciones y soluciones" a este problema, y para evitar excusas, también pedirá que se definan las competencias de cada administración. "En estos momentos, entre unos y otros, están permitiendo una grave contaminación ambiental que supone riesgo para la salud".

El diputado acusó a las diferentes administraciones valencianas de mantener una situación "tercermundista" en relación con estos vertidos. Cómo mínimo, existe medio centenar de puntos con vertidos de aguas residuales al mar, además de los emisarios submarinos y los vertidos incontrolados y esporádicos que se pueden registrar. "Las administraciones implicadas conocen el problema desde hace mucho tiempo y siguen sin investigar el origen de los vertidos", declaró Arnal que además criticó que "tampoco se preocupen para evitarlos y busquen a sus responsables para penalizarlos".

Con toda la información recabada en esta respuesta, y si en unas semanas no existe un compromiso firme del Consell en atajar el problema, Arnal anunció que tiene previsto acudir al Síndic de Greugues y a la Fiscalía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de enero de 2007