Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una prueba de fuerza que deja al menos tres muertos, varios secuestros y el asalto a un edificio público

Jerusalén / Gaza

Apenas unas horas después de que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, declarase ilegales las milicias de Hamás, tres militantes de este último grupo fallecieron y otros cinco resultaron heridos en enfrentamientos con una familia afiliada a Al Fatah. Los tres muertos, todos miembros de la familia Diri, perdieron la vida en un intercambio de disparos con la familia Durmush, un clan de seguidores fanáticos Al Fatah, en el barrio de Sabra en Gaza. Además, otros cuatro militantes de Hamás fueron secuestrados durante el intercambio de disparos.

En otro incidente en la franja de Gaza, otro miembro de Hamás fue secuestrado, aunque anoche se desconocían los detalles del suceso, según las primeras informaciones que ofrecía el diario israelí Haaretz en su edición digital.

En Nablus, en Cisjordania, el profesor de la Universidad An Najah, Maruan Kadumi, afiliado a Hamás, resultó herido aparentemente por miembros de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, brazo armado de Al Fatah. Kadumi recibió un disparo en las piernas en su domicilio y fue trasladado a un hospital. Su estado no era grave.

También ayer, milicianos armados secuestraron a dos cargos públicos de Hamás en dos incidentes distintos registrados en Cisjordania. Estos ataques suponen además una escalada en el conflicto entre Hamás y Al Fatah, ya que se trata de los primeros incidentes serios producidos fuera de la franja de Gaza.

En un primer ataque, hombres armados detuvieron al vehículo en el que viajaba el primer teniente de alcalde de Nablus, Mahdi al Jamdali, le sacaron del coche y le introdujeron en otro vehículo, según informaron fuentes de la seguridad palestina. Nadie ha reivindicado aún la acción, pero hayab fuertes sospechas de que fue obra de hombres armados afines a Al Fatah.

Mientras tanto, en Ramala, milicianos asaltaron la sede del Ministerio del Interior palestino, controlado por Hamás. Los atacantes dispararon al director de la delegación en las piernas y se lo llevaron. Sin embargo, fue liberado y hospitalizado poco después en una localidad cercana.

Hasta ahora, los incidentes entre Al Fatah y Hamás se habían limitado a la franja de Gaza, pero la violencia parece extenderse también a Cisjordania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de enero de 2007