Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La población de linces crece en Andújar y Cardeña, pero sigue en situación crítica

La población actual de linces ibéricos en Andalucía sigue siendo crítica, aunque se ha detectado un incremento sostenido del número de territorios y cachorros en las poblaciones de Andújar (Jaén) y Cardeña (Córdoba), así como una estabilización en las poblaciones de Doñana. Así se desprende del balance de 2006 que sobre la conservación de esta especie felina ha hecho la Consejería de Medio Ambiente.

La esperanza radica en los datos totales de reproducción en libertad del lince ibérico, que denotan un lento pero progresivo aumento. El número total de cachorros ha pasado de 36 en 2002 a 64 en 2006. Este aumento es muy significativo en las poblaciones de Cardeña y Andújar, donde se ha pasado de 24 crías en 2002 a 51 en 2006. La población actual de linces de Andújar se compone de 28 territorios de hembras adultas, de los que, en 2006, se habían reproducido 25.

Por el contrario, la población de Doñana ha sufrido una cierta regresión en el número de hembras reproductoras. Esta crisis se relaciona con el descenso generalizado del conejo en la comarca. No obstante, el número medio de cachorros por año se mantiene estable.

En el capítulo de muertes por atropello, Doñana vuelve a aparecer. En 2006 murieron cinco linces por esta causa y uno por la acción de un cepo. La Consejería explica este alto número por la situación de la población actual de linces, que se expande por territorios periféricos del parque, más proclives a mortalidad por atropello.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de enero de 2007