Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La SEPI crea una comisión para trasvasar los bienes del Ente Público RTVE a la nueva Corporación

El Ente Público RTVE ha iniciado su cuenta atrás. Una comisión integrada por cinco personas se encargará de liquidar y trasvasar de manera ordenada sus bienes a la nueva Corporación RTVE. Esta junta, designada por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), asume desde ayer las funciones de la dirección general y del Consejo de Administración.

Presidida por el actual director gerente de RTVE, Julio Blanco, la Comisión de Liquidación, está formada por el director de la asesoría jurídica del grupo audiovisual, José Ramón de Hoces, y por los directivos de la SEPI Juan Gurbindo, María Jesús Álvarez y José Miracle. Este consejo rendirá anualmente cuentas la SEPI, organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda y al que está adscrito RTVE desde enero de 2001.

Pese a la disolución de la dirección general, su titular desde hace dos años y medio, Carmen Caffarel, seguirá vinculada a RTVE hasta el próximo día 15 en calidad de administradora única de la sociedad. Para esa fecha está prevista la toma de posesión del nuevo presidente, Luis Fernández. También entrarán en activo los miembros del Consejo de Administración que a finales de diciembre fueron elegidos por el Congreso (ocho) y el Senado (cuatro). El mandato del nuevo equipo gestor será de seis años. Desde el Estatuto de 1980, los directores generales cesaban obligatoriamente en el cargo al concluir la legislatura (cuatro años).

Además de liquidar todas las obligaciones que RTVE tenga pendientes antes de su entrada en liquidación-disolución, la comisión se encargará de gestionar el expediente de regulación de empleo. Este proceso, que arrancó el pasado día 1, tiene una duración de dos años. En este tiempo abandonarán la empresa más de 4.000 trabajadores mayores de 50 años.

La nueva Corporación recibirá 1.510 millones de euros procedentes de una ampliación de capital mediante la emisión de 302 millones de acciones de cinco euros de valor nominal. Estos títulos serán suscritos por el Ente Público mediante la aportación de sus activos y pasivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de enero de 2007