Cartas al director
i

Consenso

Mi deseo es que este año nuevo estuviese marcado por el consenso en nuestro país. Consenso significa progreso, bienestar, en definitiva, civilización. Todos estamos hartos de noticias de la política nacional sobre los desencuentros de nuestros políticos y estos últimos saben perfectamente que lo único que están logrando con el "no consenso" es el descrédito de sus actuaciones, y por ende de la vida pública. Saben perfectamente que están cimentando las bases para la llegada al poder de personajes "populistas" que casi con seguridad cercenarán nuestra vida democrática. ¿Por qué vamos de un lado a otro en educación?, por poner un ejemplo. ¿Por qué en este terreno no hacen ningún esfuerzo en lograr un consenso? ¿No se hizo este esfuerzo en la creación de nuestra Constitución? ¿A quién hacemos caso? ¿Al PSOE o al PP? ¿Quién tiene razón? Casi con seguridad los dos tienen razón en su política educativa y entonces parece de sentido común que se sienten en una mesa con dos sillas y limen diferencias. ¿No les pagamos para eso? En lugar de alimentar las diferencias de las famosas "dos Españas" su trabajo tiene que ser el de hacer una sola, con futuro, con ilusión, con políticas claras y bien definidas que garanticen la formación de las generaciones que nos siguen, con políticas de I+D+i consensuadas que permitan que nuestro país por lo menos siga ocupando el lugar económico que tiene en la actualidad (y si puede mejorarlo, pues mejor). Si todo esto nuestros políticos lo saben, ¿a qué juegan? Por favor hagan políticas de consenso o, a lo mejor, cuando las quieran hacer sea demasiado tarde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 02 de enero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50