El Ayuntamiento confía en que La Paloma reabra en primavera

El Ayuntamiento confía en que la sala de baile La Paloma pueda reabrir en los próximos "tres o cuatro meses", después de que se hayan realizado las obras para insonorizar totalmente el local. Así lo expresó ayer el concejal del distrito de Ciutat Vella, el socialista Carles Martí. La Paloma recibió el pasado 20 de diciembre una orden de cese de negocio emitida por el municipio a causa de los problemas de sonorización que se han registrado en los exteriores del local, tras las quejas que han presentado algunos vecinos.

"No habrá demasiados problemas" para realizar las obras de insonorización de La Paloma, aseguró el concejal. Estos trabajos consisten en "localizar bien el foco del ruido y arreglar la situación", precisó. Martí recordó que sólo se han detectado problemas de insonorización en una parte de la centenaria sala de fiestas. Concretamente, se perciben en una pared colindante con un edificio de viviendas y que no está bien aislada acústicamente.

"Cuando se hayan hecho estos trabajos en esa pared, no habrá problemas para reabrir la sala", añadió el concejal. Por el momento, los responsables de La Paloma no han solicitado al Ayuntamiento ninguna subvención para cubrir los costes de las obras. "Si nos las piden nos lo miraremos con buenos ojos", afirmó Martí.

Tras estas declaraciones, La Paloma pidió al Ayuntamiento que se comprometa a garantizar la agilidad en los trámites burocráticos. La sala de fiestas sostiene que las pruebas esgrimidas por el Ayuntamiento son nulas porque se hicieron de manera irregular y con aparatos de medición no homologados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de enero de 2007.