Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad Valenciana deja el grupo de regiones pobres de Europa

La Comunidad Valenciana pertenece desde el 1 de enero de 2007 al grupo de las regiones más competitivas de Europa, según destacó ayer la Generalitat. Abandona, por tanto, el marco de las regiones europeas Objetivo 1 -aquellas con un PIB (Producto Interior Bruto) per cápita inferior al 75% de la media comunitaria y receptoras, por ello, de más fondos-. Durante los 18 años en los que la Comunidad Valenciana ha sido Objetivo 1 ha recibido de Bruselas 5.850,9 millones de euros. Fondos que, según recordaba hace unos días el consejero de Economía, Gerardo Camps, han servido para financiar infraestructuras y mejorar la "cohesión social, así como la capacidad de competitividad de las empresas".

Ayer, la consejera de Cooperación, Gema Amor, resaltó: "Este tránsito representa un salto cuantitativo para la Comunidad Valenciana, en la medida en que dejaremos de percibir parte de los Fondos Europeos que podíamos recibir hasta el momento, pero supone un salto cualitativo importante para los valencianos, porque podremos aprovechar otras oportunidades financieras que la UE pone a disposición de las regiones en materia de innovación, tecnología y sociedad del conocimiento".

Para hacer frente a esta nueva situación, derivada de las perspectivas financieras de 2007-2013 de la Unión Europea, el Consell diseñó a comienzos de esta legislatura una estrategia basada en la participación de la sociedad civil valenciana en proyectos europeos a través de la Fundación Comunidad Valenciana-Región Europea, recordó Amor. La Fundación Comunidad Valenciana-Región Europea, constituida en 2003 para fortalecer la presencia de la región en Europa, ha generado la puesta en marcha de 38 proyectos, que ha supuesto una inversión superior a los 52 millones de euros, y ha promovido la creación de 198 consorcios para impulsar iniciativas de interés común en los ámbitos de la innovación, la competitividad, el desarrollo sostenible o el medio ambiente.

La red de Lisboa

Amor explicó también que la estrategia del Consell para afrontar este nuevo período ha llevado a la Comunidad Valenciana a formar parte de la Red de Regiones de Lisboa. Es la única región española que forma parte de esta red, diseñada para potenciar regionalmente la aplicación de objetivos tales como el fomento de la investigación, el crecimiento económico, el aumento del empleo, la protección del medio ambiente o la cohesión social, entre otros. La estrategia de Lisboa persigue que la Unión Europea se convierta en 2010 en la economía más competitiva del mundo, y lograr un mayor desarrollo sostenible y el pleno empleo. La Comunidad Valenciana acogió el año pasado la Reunión Constitutiva de la Red de Regiones de Lisboa en la que se presentó la Declaración Política de la Red de Lisboa, que apuesta por una mayor implicación en las políticas de desarrollo sostenible, innovación tecnológica, trabajar conjuntamente en proyectos con el fin de captar fondos europeos destinados a proyectos de innovación y competitividad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de enero de 2007