Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exceso de obra no derribado del hotel Atrium de La Vila vale 212 millones

El promotor obtiene una ganancia de 38 millones descontados los gastos y la multa

Con las cifras del mercado en la mano los infractores son los que ganan. En La Vila Joiosa dos hoteles que han construido más de lo permitido, el Atrium Beach y el Elbim, van a legalizar la infracción cometida mediante una serie de compensaciones. Si se construyera un hotel con el sobrante no derribado del Atrium Beach (53.000 metros cuadrados) en la misma zona de la cala de Finestrat el precio que alcanzaría en el mercado en la actualidad sería de 212 millones de euros. El hotel Elbim, con un problema similar en el mismo municipio, ganará más de 600.000 euros tras ser legalizado.

El promotor asegura que la legalización del complejo le ha costado entre 50 y 60 millones

Con la fórmula pactada para legalizar el exceso de volumetría del hotel Atrium, el promotor, la mercantil Hotel Luna SA, obtendría un beneficio neto de 38 millones respecto a su inversión descontados los costes de construcción e incluso la multa impuesta por el Consell, según cálculos realizados por firmas inmobiliarias con experiencia en tasación hotelera.

El cálculo es el resultado de obtener el valor en el mercado de un establecimiento que tuviera 53.000 metros cuadrados en la Cala de Finestrat (212 millones de euros), al que se le restan los costes del solar (110 millones), la construcción (63 millones) en precios actuales, y la multa impuesta por el Consell (12 millones que quedarán en 600.000 si se aplica la Ley Urbanística Valenciana). La tasación ha fijado en 150.000 euros el precio de una habitación de 25 metros cuadrados y ha tenido en cuenta que el precio del metro cuadrado de techo en una parcela de la Cala -no existe ya en las mismas circunstancias- supera los 2.000 euros.

El hotel Atrium Beach construyó el doble de plantas y habitaciones de las permitidas y se ha acogido a un Plan de Reforma Interior de Mejora (PRIM) que incluye varias medidas para legalizar la infracción. En unos pocos meses, cuando culmine la demolición parcial de 15.000 metros, finalizará el proceso de restablecimiento de la legalidad y el hotel podrá abrir al público.

La promotora, sin embargo, discrepa de estos datos y asegura que el coste acarreado por todo lo sucedido asciende a entre 50 y 60 millones de euros. El representante de Hotel Luna SA, Javier García, incluye en esta cantidad el valor de las parcelas cedidas al Ayuntamiento (40.000 metros cuadrados), las aportaciones a las arcas municipales para ejecutar obras públicas en La Cala por 1,5 millones de euros, la multa de 12 millones de euros impuesta por el Consell, los años en los que las obras han estado paralizadas, las indemnizaciones, costes legales, lucro cesante y costes de demolición. Respecto a los 12 millones de euros de multa, la promotora podrá acogerse a la cláusula de la nueva LUV que perdona el 95% de la multa a los infractores que se han acogido a un PRIM.

El caso del Hotel Elbim, situado también en primera línea de la playa de La Vila Joiosa es similar al del Atrium. El promotor construyó dos plantas más con intención de acogerse a las bonificaciones urbanísticas hoteleras que la Generalitat denegó a La Vila, y tuvo que paralizar las obras durante siete años. En este caso, sin embargo, el Consistorio aprobó un cambio de uso de la parcela el pasado mes de septiembre, lo que significa su legalización. El establecimiento tendrá que compensar al municipio con 539 metros cuadrados de techo o su correspondencia económica, valorada en 227.512 euros.

Fuentes del sector inmobiliario cifran en 864.000 euros el valor en el mercado del exceso construido al precio actual del metro cuadrado en la zona. Si el empresario tiene que abonar al Ayuntamiento 227.512 euros, obtiene un beneficio de 636.488 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de diciembre de 2006