Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONSEJO DE MINISTROS

Indulto al ex alcalde de Carboneras, condenado por delito electoral

El Consejo de Ministros concedió ayer el indulto al ex alcalde de Carboneras (Almería) Cristóbal Fernández, del PSOE, quien dimitió del cargo el pasado 22 de noviembre tras ser condenado a seis meses de inhabilitación por delito electoral.

También recibió el indulto su hermana, Rosario Fernández, quien dimitió como concejal del Ayuntamiento por el mismo motivo. Fernández fue condenado por presionar al conserje de un colegio para que votara a su partido en las elecciones municipales de 1999, y quiere volver a ser candidato en los comicios del próximo año.

El ex alcalde recabó unas 12.000 firmas para solicitar el indulto al Gobierno. El perdón se ha producido justo nueve días después de su marcha del Consistorio y tras la sesión de investidura del nuevo alcalde de Carboneras, Francisco Ruiz Aguado.

Los indultos no se incluyen en las referencias del Consejo de Ministros, pero lo habitual es comentar los casos como el de Cristóbal Fernández en la rueda de prensa posterior, algo que no se hizo ayer.

Entre las razones que se han tenido en cuenta para conceder la gracia se ha considerado que se trata de una condena muy pequeña, de seis meses de inhabilitación, por un delito menor (delito electoral), que no tiene nada que ver con casos de corrupción.

También ha influido el hecho de que Cristóbal Fernández presentara su dimisión como alcalde, lo que implica un cierto grado de cumplimiento de la sentencia. Igualmente han pesado en la decisión las 12.000 firmas que han pedido el indulto.

El Gobierno también ha valorado que Fernández obtuvo un apoyo masivo de casi el 60% del electorado (2.448 votos, frente a 995 del segundo partido, el PP), lo que pone en cuestión que necesitase coaccionar a un consjerse para que éste le diese su voto, hecho por el que fue condenado. El ministerio fiscal informó a favor del indulto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de diciembre de 2006