Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RADIOGRAFÍA SOCIOECONÓMICA DE EUSKADI

El gasto en protección social ha descendido casi un punto del PIB desde 1995

Euskadi es una "sociedad opulenta" con muchas "desigualdades" por resolver. El Instituto Vasco de Estadística-Eustat presentó ayer, coincidiendo con su vigésimo aniversario, un detallado Informe Socioeconómico de 2006 en el que destaca que subsisten todavía "síntomas significativos de desigualdad interna", pese al destacado avance de la comunidad autónoma. El informe, que realiza un repaso general a la situación del País Vasco, alerta sobre el riesgo que corre el sistema de protección social con el progresivo cambio de la estructura de las familias, según precisó uno de sus coordinadores, el profesor de la UPV, Mikel Zurbano. El gasto destinado a este concepto ha aumentado en términos relativos desde 1995, pero ha caído su peso porcentual sobre el total del PIB (Producto Interior Bruto): si en 1995 el gasto social significaba un 19,5% del PIB vasco, en 2003 había bajado al 18,8%.

La distribución de la renta resulta "marcadamente desigual" y afecta de forma negativa en especial a la mujer

La demanda de recursos para sanidad y educación sobrepasa el crecimiento del gasto destinado a ambos capítulos

Un detallado informe del Eustat dibuja al País Vasco como una "sociedad opulenta" con muchas "desigualdades" por resolver

Josu Iradi, director general del Eustat, se esforzó en la presentación del informe en Bilbao en señalar que el instituto como tal no asume todas las conclusiones que fijan los 19 profesores que han colaborado en su elaboración. El informe, que figura firmado por el Eustat, mantiene un punto crítico con el Gobierno y plantea desafíos de actuación a las instituciones, en especial sobre inserción, cohesión, innovación y sostenibilidad.

El objetivo del texto es ofrecer a lo largo de sus 535 páginas una visión "de conjunto y sintética" sobre el grado de desarrollo de Euskadi en diferentes áreas de interés socioeconómico y apuntar los principales retos a que se enfrenta. Se constata, según Zurbano, "una creciente interrelación" de Euskadi con su entorno, reflejada en la "progresiva trasnacionalización" de los flujos comerciales, productivos y financieros, así como en una "creciente recepción de flujos de población inmigrante".

Pone de relieve igualmente que el proceso de integración social en Euskadi presenta "luces y sombras" y que, si bien se ha producido "una mejora significativa" en este terreno, todavía queda "un camino que recorrer para alcanzar los estándares de bienestar y cohesión europeos".

- INTEGRACIÓN SOCIAL. El informe establece que se camina hacia la convergencia con otros países de la Unión Europea, aunque el diferencial todavía se mantiene. Los recursos han ido aumentando en términos relativos (ver gráfico), pero en porcentaje del PIB se ha producido un descenso. Además, fija que el peso del gasto en los servicios sociales realizado por entidades públicas ha bajado del 63,2% al 59,5% del total del gasto.

La "fortaleza de la estructura familiar" ha compensado las situaciones de necesidad causadas por desempleo, divorcio o enfermedad. Ha sido precisamente ese elemento familiar el que ha permitido que la "pobreza y la exclusión social" no haya aumentado de "forma llamativa".

Zurbano alertó de que el cambio en la estructura de la familia tradicional puede por ello romper el equilibrio del sistema. El texto señala que existe un riesgo de grupos que se encuentran a caballo entre la exclusión y la "inclusión" y tienen un alto grado de vulnerabilidad. El informe detalla que mientras en países como Luxemburgo el gasto social por habitante asciende a 10.000 euros, en Euskadi se queda en poco más de 5.000. Es inferior en un 30% a la media de la UE.

El envejecimiento poblacional, el nuevo papel de la familia, el incremento de inmigrantes y la variación en los sistemas de producción van a incidir directamente en el cambio de las necesidades de protección. Todo ello lleva a los autores del informe a pedir un mayor esfuerzo en gasto social y a asegurar que se podía haber aprovechado la bonanza económica de los últimos años para mejorar los niveles de protección. El documento advierte de que, si no se produce un mayor esfuerzo en este contexto, se corre un riesgo serio de ruptura de la cohesión social.

- MERCADO DE TRABAJO. En los últimos años se ha producido una "destacada disminución de las tasas de desempleo, incluso en el contexto de un significativo aumento de la inmigración y la creciente incorporación de la mujer". Sin embargo, Zurbano señaló que "no se ha avanzado en la calidad del empleo, que se ve deteriorada con la emergencia de un nuevo modelo de relación laboral temporal, parcial y externo". En ambos casos, destacó este profesor, hay un "importante sesgo de género" que se traduce en una distribución de renta "marcadamente desigual, que afecta de forma negativa particularmente a la mujer".

- SISTEMA EDUCATIVA Y SANITARIO. El estudio se hace eco del "significativo desarrollo de los sistemas educativo y sanitario" pero subraya que en ambos casos "la demanda de recursos derivada del fuerte desarrollo social excede al crecimiento del gasto en ellos, de manera que se producen ciertos estrangulamientos". Alerta sobre el envejecimiento que hace que la necesidad de recursos se dispare muy por encima del gasto asignado. En Educación, el fenómeno es precisamente el inverso y se produce una reducción del número de alumnos por profesores.

- MODERNIZACIÓN DEL TEJIDO PRODUCTIVO. La principal conclusión es que "ha sido real, pero limitada". "El cambio estructural es notable debido al proceso de terciarización; sin embargo, la diversificación intraindustrial, al igual que el avance en los contenidos tecnológicos sectoriales y el aumento del tamaño empresarial han sido más bien reducidos", según Zurbano. Recalcó también que la sociedad de la información "necesita un mayor impulso" y que el sistema vasco de innovación presenta "una debilidad estructural notoria". "Aunque el esfuerzo de gasto en I+D es superior a la media estatal, se mantiene aún muy distante de la media de la UE", recalcó.

Este especialista destacó que la existencia de una fuerte estructura de transferencia tecnológica (centros tecnológicos multisectoriales) y la prominente orientación industrial no compensa la debilidad del sector público (universidad y organismos públicos de investigación). "Esta mayor orientación hacia el desarrollo e investigación aplicada, también observada en la universidad, reproduce un déficit notable en el terreno de la investigación básica", añadió.

- INMIGRACIÓN. El texto recoge el incremento de extranjeros, especialmente de inmigrantes latinoamericanos, que están sustituyendo a los europeos y que actualmente residen en las áreas urbanas. Mayoritariamente, se están instalando en las capitales, que absorben las dos terceras partes de la inmigración en el País Vasco. En los últimos 10 años, los inmigrantes han pasado de representar un 1,5% de la población a un 5%, lejos todavía de comunidades como Madrid, Cataluña o Valencia, con porcentajes cercanos al 15%.

- VIVIENDA. Advierte de la "creciente dificultad" en el acceso a la misma, a pesar de que se ha ampliado el parque residencial "de manera muy notable". Esta dificultad se ha convertido en un factor de exclusión social "de primer orden en la actualidad".

- MEDIO AMBIENTE. El texto alaba el alto grado de cumplimiento de la Estrategia Ambiental Vasca de Desarrollo Sostenible 2002-2020. Sin embargo, señala que hay una insuficiencia de proyectos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de noviembre de 2006