El BNG exige una prospección submarina de las fugas del pecio

PP y BNG exigen explicaciones y medidas al Gobierno por las fugas de fuel que se han detectado en el pecio del Prestige, hundido a 250 kilómetros de la costa gallega. Los populares demandan a la Xunta que aclare por qué Repsol interrumpió la operación de extracción de los hidrocarburos del barco "antes de tiempo", mientras que el BNG, socio de gobierno del PSdeG en la Xunta, pide medidas urgentes para evitar que la contaminación que sale de los tanques del buque, sumergidos a casi 4.000 metros de profundidad, llegue al litoral.

El Gobierno central cree que el vertido en la zona del hundimiento no es preocupante y se limitará a vigilarlo. Los nacionalistas replican que el Ejecutivo debería actuar para evitar que las fugas del pecio causen daños ecológicos. El grupo parlamentario del Bloque demanda en una proposición no de ley que se realice una "prospección submarina" para analizar el estado de la proa y de la popa y "detectar con exactitud las razones de la pérdida de fuel".

El diputado nacionalista Bieito Lobeira sostiene que " la cantidad real que aún quedaba en los restos del Prestige era, en realidad, muy superior a las 1.500 toneladas que reconoce Repsol". El BNG demanda que "los medios navales precisos para luchar contra la contaminación marina y neutralizar el fuel antes de que llegue al litoral estén destacados en Galicia".

En una iniciativa presentada en el Parlamento de Galicia, el PP asegura que Repsol dejó en el pecio dos de las lanzaderas con las que pretendía sacar la carga, una de ellas llena de fuel. Los populares preguntan por qué no se completó tampoco el tratamiento con bacterias que se aplicó en los tanques para eliminar los restos de la carga. "Lejos de polemizar con este asunto, como habían hecho PSOE y BNG en su momento, el PP se limita a reclamar explicaciones sobre unos trabajos", señala en la iniciativa el diputado popular Enrique López Veiga, que era conselleiro de Pesca cuando se produjo la marea negra del Prestige.

Regeneración de playas

El Ministerio de Medio Ambiente, a través de la Dirección General de Costas, ha licitado las obras de regeneración de varias playas en el municipio coruñés de Rianxo en las que invertirá casi diez millones de euros. El proyecto prevé ejecutar espigones de madera o escollera que sirvan para la contención lateral de las arenas aportadas, en las playas de A Torre, Quenxo, As Cunchas, Do Pazo y Tanxil.

El ministerio también ha sacado a concurso las obras de mejora ambiental de la playa de Moaña, en Pontevedra. Esta actuación tiene un presupuesto de 3,5 millones de euros e incluye la rehabilitación como superficie dunar de un terreno que actualmente se usa como campo de fútbol. Entre los ríos Puntillón y A Fraga, se ajardinará un área que ahora se utiliza como aparcamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 22 de noviembre de 2006.