Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

50.000 pensionistas no contributivos recibirán un complemento autonómico

La Generalitat fija en 509,8 euros el mínimo para vivir dignamente

Los 50.000 catalanes que cobran una pensión no contributiva que apenas supera los 300 euros mensuales recibirán un complemento de la Generalitat. El objetivo es que sus ingresos mensuales lleguen al menos a 509,8 euros. Por debajo de esta cantidad no se puede vivir dignamente en Cataluña, asegura la Generalitat. Complementos similares se extendrán a otros colectivos en riesgo de exclusión social durante los próximos meses.

La consejera de Bienestar y Familia en funciones, la socialista Carme Figueras, recordó que el 30% de los catalanes que viven en la pobreza son pensionistas. Para remediar la lacra de la exclusión social, el Parlament aprobó en julio la Ley de Prestaciones Sociales de Carácter Económico. Este texto establece que todos los catalanes deben tener unos ingresos mensuales mínimos de algo más de 500 euros, una cantidad que se actualizará anualmente en función de la inflación. Esta cuantía es el denominado Indicador de Renta de Suficiencia de Cataluña.

Para alcanzar esta cantidad, la Generalitat aportará un complemento autonómico a colectivos que reciben una pensión estatal: jubilados, familias que acogen a menores tutelados por la Administración, jóvenes ex tutelados, discapacitados y viudas. En total, más de 150.000 personas.

Incremento progresivo

La ley asegura que estos ciudadanos recibirán, de momento, el 75% de la renta de suficiencia. Este porcentaje se irá incrementando progresivamente hasta alcanzar su totalidad en 2010.

El primer colectivo que se beneficiará de estas ayudas son los 50.000 ciudadanos que cobran una pensión no contributiva de viudedad o invalidez. Todos ellos recibirán, entre este mes y marzo, la cantidad que deberían haber cobrado durante 2006, 1.055,43 euros, repartidos en cuatro pagas de 263,86 euros. A partir de enero, la Generalitat complementará mensualmente su pensión no contributiva.

El resto de colectivos que se beneficiarán de este complemento tendrán que esperar hasta 2007 para cobrar esta cantidad extra. Las más de 5.000 viudas de menos de 60 años recibirán un complemento anual de 36,45 euros, y para los que cobran el Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez, la cifra se situará entre los 319 y los 775 euros al año. Los pensionistas que cobran el FAS -un fondo destinado a las personas en riesgo de exclusión social- y el LISMI -una pensión para discapacitados- recibirán un complemento anual de 3225,5 euros.

Los mayores de 18 años que han sido tutelados por la Generalitat también se beneficiarán de los nuevos complementos. En la actualidad, reciben una ayuda de 240 euros al mes, que tras la entrada en vigor de la ley, superará los 600 euros mensuales. Las familias que acogen a un menor tutelado por la Generalitat también recibirán un mínimo de 335 euros cada mes.

Todos estos colectivos cobrarán, durante el próximo año, la cantidad que tendrían que haber recibido durante 2006. El propósito de la Generalitat es que esta cantidad pendiente la hayan cobrado, como muy tarde, en junio de 2007.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de noviembre de 2006