Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

1.200 enfermos crónicos podrán ser controlados desde su domicilio

Un total de 1.200 enfermos crónicos que sufren patologías respiratorias, diabetes o insuficiencias cardiacas del Barcelonès y el Baix Llobregat participarán en un plan pionero de telemedicina, una práctica médica que consiste en el seguimiento a distancia de los pacientes mediante el uso de nuevas tecnologías. Todos estos enfermos son tratados en el Hospital Clínic de Barcelona, en el de Bellvitge, situado en L'Hospitalet de Llobregat, y también en algunos ambulatorios de ambas comarcas.

El uso de las nuevas tecnologías para controlar a los pacientes desde su domicilio tiene importantes beneficios, aseguró el doctor Josep Roca, promotor del programa de telemedicina del Hospital Clínic. De hecho, este centro lleva ya seis años efectuando pruebas piloto de asistencia domiciliaria a pacientes con enfermedades respiratorias. Roca recordó que un estudio que promovió el Hospital Clínic concluyó que la hospitalización domiciliaria es un 38% más económica que la convencional. Además, mejora la calidad de vida de los pacientes, ya que pueden seguir viviendo en su propia casa y no tienen que desplazarse tantas veces a los centros sanitarios para ser tratados.

La experiencia consta de dos dimensiones. Por una parte, se creará un servicio telefónico en el que profesionales sanitarios especializados atenderán las dudas de los enfermos que participen en el plan.

Los pacientes más graves contarán, además, con un pequeño dispositivo telefónico cuyo aspecto es muy similar al de un teléfono móvil o una agenda electrónica PDA. Este aparato les preguntará diariamente sobre su estado de salud, y también les proporcionará consejos e información sobre la patología que sufren.

Además, el dispositivo enviará al equipo médico que sigue su caso datos relevantes sobre la evolución de su enfermedad. Entre estos datos, destaca el nivel de glucosa en el caso de los diabéticos; el nivel de oxígeno en la sangre y la capacidad respiratoria en los afectados por una patología respiratoria; y la frecuencia cardiaca y el peso en los pacientes con insuficiencia cardiaca.

Atención telefónica

El objetivo de la Generalitat a largo plazo es que se generalice la posibilidad de que los usuarios de la sanidad pública contacten telefónicamente con su médico de cabecera. Así lo explicó ayer el gerente del Instituto Catalán de la Salud, Raimon Belenes, que añadió que, de momento, ya se ha iniciado una experiencia piloto en cuatro ambulatorios de Cataluña, entre ellos el de Castelldefels (Baix Llobregat).

Hoy en día, la única posibilidad que tienen los pacientes para contactar con su médico es pedir hora de visita. El tiempo de espera para visitarse es de dos o tres días de media, indicó Belenes. La asistencia telefónica es una práctica habitual entre los usuarios de la sanidad privada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de noviembre de 2006