El PSE tiende la mano al PP tras acusarlo de "indecente"

Los socialistas advierten que la 'kale borroka' puede quemar el proceso

El líder del PSE, Patxi López, durante el acto de los socialistas vascos celebrado ayer en Bilbao.
El líder del PSE, Patxi López, durante el acto de los socialistas vascos celebrado ayer en Bilbao.SANTOS CIRILO

El PSE dijo ayer en Bilbao que todavía "tiende la mano" al PP en la búsqueda de la paz, pese a la "rabia y la indignación" que suscita la actuación "indecente" de esa formación con los socialistas. En un acto que un portavoz definió como "de orgullo de partido", frente a la denuncia del PP ante los tribunales y las dificultades del proceso de paz, el PSE advirtió a Batasuna: la gasolina de la kale borroka puede quemar también ese proceso.

Más información

El secretario general del PSE de Vizcaya y portavoz en el Parlamento vasco, José Antonio Pastor, dijo ayer que su partido aún tiende la mano al PP "para que vengan con nosotros a buscar la paz" y le pidió que "la estreche y no la escupa". Pastor calificó de "indecente" la actuación del PP ante al intento del Gobierno socialista de acabar con el terrorismo y dijo no comprenderla después de haber compartido "lágrimas y sufrimiento" durante el acoso más sangriento de ETA a sus cargos electos.

Su homólogo de Guipúzcoa, Miguel Buen, lanzó una advertencia a ETA y Batasuna: la gasolina de los actos de violencia callejera puede quemar, además de personas o Casas del Pueblo, "ramas de olivo y muchas esperanzas", en referencia a la exhibida por el portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, en el acto de Anoeta, hace dos años.

Portavoces socialistas definieron como "un acto de orgullo de partido" el desarrollado en el Palacio Euskalduna de Bilbao ante un millar de asistentes, y en el que los tres oradores echaron mano de los 127 años de historia del socialismo y de sus padecimientos por la represión y la persecución franquistas y la posterior del terrorismo etarra. El objeto era respaldar a su primer dirigente, Patxi López, y al coordinador y miembro de la ejecutiva federal del PSOE, Rodolfo Ares, en su actuación en el proceso de paz y frente a la denuncia del PP y el Foro Ermua ante los tribunales por su entrevista en julio con miembros de Batasuna.

Ni López ni Ares intervinieron. Fueron los tres secretarios provinciales los encargados de lanzar mensajes a diferentes bandas, incluido el Gobierno tripartito vasco, al que se criticó la concentración de cargos electos celebrada la víspera en Gernika para respaldar al lehendakari por su encausamiento judicial. En contraste con este acto, el PSE evitó ayer cualquier referencia crítica a la Justicia o a los jueces y se centró en el intento del PP de neutralizar al adversario "con el Código Penal en la mano".

A la crisis "de calado" en el proceso de paz se refirió el presidente del PNV, Josu Jon Imaz, en un acto celebrado en Bilbao. En este sentido, y dirigiéndose a Batasuna, aceptó que "existe un parón", pero responsabilizó del mismo a "la voluntad de ETA de querer tutelar el diálogo político". Por el contrario, aseguró que en las conversaciones que están manteniendo el PNV, el PSE y Batasuna para preparar la mesa de partidos "ha habido más aproximación" de lo que "ha salido a la luz".

Por ello, Imaz achacó el impasse a que la izquierda abertzale siente "miedo y vértigo a la política y al acuerdo" y no renuncia a la influencia del "primo de Zumosol" (en referencia a ETA). [Unos desconocidos quemaron la pasada madrugada el cajero automático de una sucursal del BBVA en Sestao, Vizcaya].

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 19 de noviembre de 2006.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50